King Tiger WSS

King Tiger WSS

viernes, 1 de julio de 2011

La Batalla de las Ardenas


Joachim Peiper
La Batalla de las Ardenas fue un enfrentamiento importante escenificado desde el 16 de diciembre de 1944 hasta el 25 de enero de 1945. Los comandantes aliados fueron los Generales Dwight D. Eisenhower y Omar Bradley, y el Mariscal de Campo Sir Bernard Montgomery, quienes tuvieron bajo su mando a cerca de 830,000 hombres, 424 tanques y 394 piezas de artillería. Las fuerzas del eje estuvieron bajo el mando de los Mariscales de Campo Walther Model y Gerd von Rundstedt y los Generales Sepp Dietrich y Hasso von Manteuffel, quienes contaban con 500,000 hombres, 500 tanques y 1,900 piezas de artillería.
Batalla de las Ardenas

Con la situación en el frente occidental en rápido deterioro durante el otoño de 1944, Hitler emitió una directiva cuyo propósito era poner en vigor una ofensiva diseñada para estabilizar la situación. Su objetivo final era obligar a los Estados Unidos y Gran Bretaña a firmar un acuerdo de paz por separado a fin de que Alemania pudiera centrar sus esfuerzos contra los soviéticos en el Este. Así, el Oberkommando der Wehrmacht (Alto Mando del Ejército, OKW) desarrolló varios planes. Entre ellos se distinguía uno que proponía un ataque relámpago (blitzkrieg) a través de la zona escasamente defendida del Bosque de las Ardenas, en Bélgica. Este ataque era similar al llevado a cabo durante la Batalla de Francia en 1940.
Batalla de las Ardenas

El objetivo final de este ataque sería la captura del puerto de Amberes, el cual tendría el efecto hipotético de dividir los ejércitos estadounidenses y británicos en la zona, a la vez que privaría a los aliados de un puerto marítimo muy necesario. Al seleccionar esta opción, Hitler encomendó su ejecución a los Mariscales de Campo Walther Model y Gerd von Rundstedt. En la preparación de la ofensiva, ambos coincidieron en que la captura de Amberes era demasiado ambiciosa y presionaron, sin éxito, para detener el ataque en el río Mosa. Para llevar a cabo la operación, el General Joseph Deitrich del 6to Ejército Panzer SS atacaría al norte con el objetivo de tomar Amberes.
Batalla de las Ardenas

En el centro, el asalto se llevaría a cabo por el 5to Ejército Panzer del General Hasso von Manteuffel, cuyo objetivo era tomar Bruselas, mientras que el General Erich Brandenberger y su 7mo Ejército recibieron la encomienda de avanzar en el sur con ordenes de proteger el flanco. Operando bajo silencio de radio y aprovechando el mal tiempo que había obstaculizado los esfuerzos de exploración aliada, los alemanes trasladaron las fuerzas necesarias al lugar planificado. Debido a la escasez de combustible, uno de los elementos claves del plan era la captura exitosa de los depósitos de combustible aliados, ya que los alemanes carecían de suficientes reservas de combustible para llegar a Amberes, en condiciones normales de combate.
Batalla de las Ardenas

Para apoyar la ofensiva, una unidad especial dirigida por Otto Skorzeny fue creada para infiltrarse tras las líneas aliadas vestidos como soldados estadounidenses. Todos los comandos hablaban inglés y su misión era sembrar la confusión y alterar los movimientos de tropas aliadas. Estos tuvieron cierto grado de éxito, ocasionando caos. En el bando aliado, el alto mando, encabezado por el General Dwight D. Eisenhower, estuvo esencialmente ciego a los movimientos alemanes. Creyendo que las Ardenas era un sector tranquilo, los aliados lo utilizaron como área de recuperación y entrenamiento para las unidades que habían visto mucha acción o no tenían experiencia. Además, la mayoría de las señales indicaban que los alemanes se estaban preparando para una campaña defensiva.
Batalla de las Ardenas

Comenzando a las 5:30 am del 16 de diciembre de 1944, la ofensiva alemana se abrió con un ataque de artillería pesada en el frente del 6to Ejército Panzer. Empujando hacia adelante, los hombres de Deitrich atacaron las posiciones estadounidenses en Elsenborn Ridge y Losheim en un intento de romper a través de Liege. Debido a la fuerte resistencia de las divisiones de infantería 2da y 99, Deitrich se vio obligado a comprometer sus tanques a la batalla. En el centro, las tropas de von Manteuffel abrieron una brecha a través de las divisiones de infantería 28 y 106, capturando dos regimientos de estadounidenses en el proceso y aumentando la presión sobre la ciudad de St. Vith.
Batalla de las Ardenas

Al experimentar creciente resistencia, el avance del 5to Ejército Panzer redujo su velocidad, lo que permitió a la unidad 101 aerotransportada desplegar sus fuerzas en camiones a la ciudad vital de Bastogne. Los combates en las tormentas de nieve y el mal tiempo impidieron a la fuerza aérea aliada dominar el campo de batalla. En el sur, la infantería de Brandenberger fue detenida en esencia por el Cuerpo VIII de los E.U. después de un avance de cuatro millas. El 17 de diciembre, Eisenhower y sus comandantes llegaron a la conclusión de que el ataque era una ofensiva total en lugar de un asalto local y empezaron a asignar refuerzos a la zona apresuradamente.
Batalla de las Ardenas

A las 3:00 am del 17 de diciembre, el Coronel Friedrich August von der Heydte y sus fuerzas aerotransportadas llegaron a las cercanías de Malmedy con el objetivo de capturar un importante cruce de caminos. Volando a través del mal tiempo, el comando de von der Heydte se dispersó durante la caída y se vieron obligados a luchar como guerrilleros durante el resto de la batalla. Más tarde ese día, los miembros del Grupo de Combate del Coronel Joachim Peiper Peiper alegadamente capturaron y ejecutaron a cerca de 150 prisioneros de guerra estadounidenses cerca de Malmedy. Siendo una de las puntas de lanza del ataque del 6to Ejército Panzer, los hombres de Peiper capturaron Stavelot al día siguiente antes de partir hacia en Stoumont.
Batalla de las Ardenas

Moviéndose hacia el sur-este de Elsenborn, el Kampfgruppe Peiper entró a Honsfield, donde se encontraron con uno de los centros de descanso de la División 99, en donde se topó con las tropas estadounidenses en estado de confusión. Mataron a muchos, destruyeron un número de unidades acorazadas y vehículos, y tomaron más de cien prisioneros. Capturaron la ciudad y 50,000 galones de combustible para sus vehículos. Peiper luego avanzó hacia el noroeste de Büllingen, manteniendo el plan de moverse hacia el oeste, aparentemente sin saber que había desperdiciado  la oportunidad de flanquear y rodear toda la 2da y 99 División.

Encontrando una fuerte resistencia en Stoumont, Peiper se encontró aislado cuando las tropas estadounidenses retomaron Stavelot el 19 de diciembre. Después de intentar romper hacia las líneas alemanas, los hombres de Peiper, sin combustible para sus Tigres y demás vehículos, se vieron obligados a abandonarlos y luchar a pie. Hacia el sur, las tropas del General de Brigada estadounidense Bruce Clarke se enfrentaron en una acción de contención fundamental en St. Vith. Obligados a retirarse el día 21, también fueron expulsados  de sus nuevas líneas por el 5to  Ejército Panzer. Este colapso llevó al cerco de la 101 aerotransportada y la 10ma División Blindada del Comando de Combate en Bastogne.
Batalla de las Ardenas

A medida que la situación se estaba desarrollando en St. Vith y Bastogne, Eisenhower se reunió con sus comandantes en Verdún el 19 de diciembre. Al ver el ataque alemán como una oportunidad para destruir sus fuerzas al aire libre, comenzó la emisión de instrucciones para los contraataques. En cuanto al Teniente General George Patton, se le preguntó cuánto tiempo le tomaría al Tercer Ejército dirigirse al norte. Al haber anticipado esta petición, Patton ya había comenzado la emisión de órdenes en este sentido y respondió “48 horas.”
Sepp Dietrich

En Bastogne, los defensores lograron rechazar numerosos ataques alemanes, mientras combatían bajo temperaturas muy bajas. Con pocos suministros y municiones, el comandante de la 101, General de Brigada Anthony McAuliffe, rechazó una petición alemana de rendirse con la famosa respuesta "Nuts!" (locos). Como los alemanes estaban atacando a Bastogne, el Mariscal de Campo Bernard Montgomery estaba modificando el rumbo de sus fuerzas para contener a los alemanes en el Mosa. Con una resistencia aliada cada vez mayor, el clima mejorando para los cazabombarderos aliados y la disminución de los suministros de combustible, la ofensiva alemana comenzó a fallar y el avance se detuvo 10 millas antes de llegar al Mosa el 24 de diciembre.
General Patton 
Con los contraataques aliados en aumento y la falta de combustible y municiones, von Manteuffel pidió permiso para retirarse el 24 de diciembre. Esto fue denegado rotundamente por Hitler. Después de haber completado su giro hacia el norte, los hombres de Patton alcanzaron Bastogne el 26 de diciembre. Eisenhower ordenó a Patton continuar hacia el norte y a Montgomery lo envió a atacar hacia el sur con el objetivo de atrapar las fuerzas alemanas en Houffalize. Aunque estos ataques tuvieron éxito, los retrasos por parte de Montgomery permitieron que muchos de los alemanes  escaparan, aunque se vieron obligados a abandonar sus equipos y vehículos.
B.L. Montgomery

En el esfuerzo para mantener la campaña en marcha, una gran ofensiva fue lanzada por la Luftwaffe el 1 de enero, mientras que una segunda ofensiva terrestre alemana comenzó en Alsacia. Retirándose hasta el río Moder, el 7mo Ejército de E.U. fue capaz de contener y poner fin a este ataque. El 25 de enero, las operaciones alemanas ofensivas culminaron.

Durante la Batalla de las Ardenas, 20,876 soldados aliados murieron, mientras que otros 42,893 fueron heridos y 23,554 fueron capturados y desaparecidos. Las pérdidas alemanas alcanzaron 15,652 muertos, 41,600 heridos y 27,582 capturados / desaparecidos. La capacidad ofensiva alemana en el oeste fue destruida a principios de febrero y las líneas volvieron a su lugar el 16 de diciembre.

Para conocer más/Fuentes:

militaryhistory.about.com/od/worldwarii/p/bulge.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada