King Tiger WSS

King Tiger WSS

martes, 26 de julio de 2011

El formidable misil Vergeltungswaffe 2 (V-2)


V-2
El cohete V-2 fue un misil balístico utilizado por Alemania durante las últimas etapas de la Segunda Guerra Mundial contra blancos en su mayoría británicos y belgas.

Ya en 1927 los miembros de la Sociedad Alemana de Cohetes había comenzado a experimentar con cohetes de combustible líquido. En 1932 la Reichswehr comenzó a tomar nota de sus desarrollos para su uso potencial como artillería de largo alcance. De hecho, a un equipo dirigido por el General Walter Dornberger le fue demostrado un vehículo de prueba diseñado y pilotado por Wernher von Braun. A pesar de que el cohete era de una capacidad limitada, Dornberger se percató del ingenio de Von Braun y presionó para que el profesor se uniera a las fuerzas armadas.

Von Braun lo hizo y, finalmente, la mayoría de los otros miembros de la sociedad también. En diciembre de 1934 von Braun se anotó otro éxito con el vuelo del cohete A-2, que era un pequeño modelo propulsado por etanol y oxígeno líquido, mientras que simultáneamente trabajaba en mejorar la fiabilidad del diseño. Eventualmente von Braun se integró a la SS alegadamente ante las presiones recibidas.
Motores del V-2

En 1936 el equipo había evolucionado desde los días del A-2 y comenzó a trabajar tanto en el A-3 y como el A-4. El A-4 fue un diseño de tamaño considerable con un alcance de unos 175 km (109 millas), una altura máxima de 80 km y una carga útil de cerca de una tonelada. Este aumento de la capacidad había sido producto de un rediseño completo del motor por parte de Walter Thiel. Estaba claro que los diseños de von Braun se convertían en armas reales, por  lo que Dornberger trasladó el equipo de Kummersdorf (cerca de Berlín) a un pequeño pueblo, Peenemünde, en la isla de Usedom, en la costa báltica de Alemania, con el fin de ofrecer más espacio para las pruebas y mayor secretividad.

El A-3 demostró ser problemático, por lo que se rediseñó como el A-5. Esta versión era totalmente fiable, y para 1941 el equipo había disparado unos 70 cohetes A-5. El primer A-4 alzó vuelo en marzo de 1942, volando alrededor de 1.6 km antes de estrellarse contra el agua. El segundo lanzamiento alcanzó una altitud de 11 km antes de explotar. El tercer cohete, lanzado el 3 de octubre de 1942, cambió las cosas, siguiendo su trayectoria perfectamente. Aterrizó a 193  kilómetros de distancia, y se convirtió en el primer objeto artificial en entrar al espacio exterior, así como la primera máquina que superaba la velocidad del sonido.
Wernher von Braun

La producción del Vergeltungswaffe 2 (arma de venganza o represalia 2) se inició en 1943. Fue conocido como el V-2, debido a la insistencia del Ministerio de Propaganda y su líder Goebbels. Para esa fecha, los aliados ya estaban al tanto de este proyecto. De hecho, en Bliza, que era una base de pruebas en Polonia, se disparó un misil que fue recuperado por los agentes de la resistencia polaca en los bancos del río Bug. Este evento tuvo como consecuencia que el servicio de inteligencia británica recibió detalles técnicos vitales que motivaron una campaña de bombardeo masivo contra Peenemünde, que tuvo un efecto negativo en las pruebas y la producción de los cohetes.

Dornberger siempre había querido tener una plataforma móvil de lanzamiento de los misiles, pero Hitler insistió en la construcción de grandes estructuras tipo bunker subterráneo para lanzar los V-2. Los misiles llegaban de una serie de fábricas en un flujo continuo y redundante por varias líneas ferroviarias, por lo que su lanzamiento era casi continuo.
V-2

La primera de estas bases de lanzamiento comenzó a construirse en la zona de Pas-de-Calais en 1943, pero los británicos la descubrieron  casi de inmediato e iniciaron una campaña de bombardeos masivos que finalmente obligó a los alemanes a cambiar de planes. Otra base  que tuvo que ser abandonada fue la construida en una gran cantera cercana a Pas de Calais, la cual fue bombardeada sin clemencia. Con el tiempo los alemanes abandonaron la idea de construir en esta zona y se trasladaron hacia el sur, cerca de Cherburgo, pero una vez más el lugar fue descubierto y bombardeado, esta vez, mientras el cemento estaba húmedo todavía.
V-2

El plan fue cambiado por la construcción de grandes camiones-remolque para los misiles. Todo el convoy de los misiles, incluyendo los hombres, equipos y el combustible, requería alrededor de 30 camiones. El misil era entregado a un área de lanzamiento en un Vidalwagen y los equipos de trabajo locales instalaban la ojiva. Los equipos de lanzamiento transferían los misiles a su propio Meillerwagen el cual era remolcado al sitio de lanzamiento. En ese momento, era erigido sobre una plataforma, se le suplía el combustible y se ponía en marcha.
V-2

Así, el V-2 podía ser lanzado prácticamente de cualquier lugar, aunque las carreteras ubicadas en los bosques eran un lugar favorito en particular. El sistema era de tal movilidad que ningún Meillerwagen fue capturado o destruido durante la guerra.

La producción en masa de los V-2 se llevó a cabo en el campo subterráneo de trabajo forzado denominado Dora, cerca de Nordhausen. Unos 10,000 esclavos murieron por exceso de trabajo a manos de los guardias de la SS. Estos eran en su mayoría prisioneros de guerra franceses y soviéticos.

La primera unidad en alcanzar un estado óptimo de funcionamiento fue la Batterie 444. El 2 de septiembre de 1944 se instaló esta batería para lanzar ataques a París, ciudad recientemente liberada. Con el tiempo fue establecida cerca de Houffalize, en Bélgica. Al día siguiente, el 485 se trasladó a La Haya para las operaciones contra Londres. Varios intentos de lanzamiento en los subsiguientes días fueron un fracaso, pero el 8 de septiembre ambas plataformas  dispararon con éxito.
V-2

Esto solo fue la punta del iceberg. Durante los próximos meses el número total disparado se desglosa a continuación:

En Bélgica
Amberes 1610
Liege 27
Hasselt 13
Tournai 9
Mons 3
Diest 2

En Francia
Lille 25
París, 22
Tourcoing 19
Arras 6
Cambrai 4

En Inglaterra
Londres 1358
Norwich / Ipswich 44

En Alemania
Remagen 11

En los Países Bajos
Maastricht 19

El 3 de marzo de 1945, el intento de los aliados de destruir el equipo de lanzamiento de los V-2 cerca de La Haya por un bombardeo a gran escala fue un fracaso, debido a errores de navegación. Parte de Bezuidenhout fue destruido, matando a 500 civiles.
V-2

El V-2 era militarmente ineficaz. Sus sistemas de orientación eran demasiado primitivos para atacar blancos específicos, y su costo fue de aproximadamente el equivalente a un bombardero de cuatro motores, que era más preciso, tenía mayor alcance, llevaba muchas más ojivas y eran reutilizables. Sin embargo, los misiles tuvieron un efecto psicológico considerable ya que, a diferencia de los bombarderos o la bomba voladora V-1, que hacía un zumbido característico, el V-2 viajaba más rápido que la velocidad del sonido, por lo que no había previo aviso antes del impacto y no existía posibilidad de defensa antiaérea.

Al final de la guerra comenzó una carrera para capturar la mayor cantidad de cohetes V-2 y al personal científico. Bajo la Operación Paperclip, 300 trenes cargados de misiles V-2 y sus componentes  fueron capturados y devueltos a los Estados Unidos, así como 126 de los principales diseñadores, incluyendo a Wernher von Braun y Walter Dornberger. Durante varios años, el programa de cohetes de los Estados Unidos hizo uso de los cohetes V-2 recuperados de la guerra. Uno de esos V2 modificados, en un vuelo de prueba a finales de 1940, alcanzó una altitud récord de 400 kilómetros (250 millas). Muchos de estos cohetes fueron utilizados con fines pacíficos, incluyendo la investigación de la atmósfera superior.
Equipo de trabajo del V-2

Von Braun comenzó a trabajar para el Ejército de EU en el Arsenal Redstone, mudándose con el tiempo a Huntsville, Alabama, en 1950. Rápidamente se convirtió en el padre de casi todos los programas de cohetes en EU, trabajando en los cohetes Redstone, Júpiter, Júpiter-C, Pershing, y Saturno.

La URSS también capturó un número considerable de misiles V-2 y  personal alemán, los cuales al principio se establecieron en  Alemania. En 1946 los técnicos fueron trasladados a la URSS donde Groettrup encabezó un grupo de poco menos de 250 ingenieros. Partiendo del V-2 se desarrollaron una serie de diseños de misiles nuevos que fueron los precursores de los misiles Scud. Sin embargo, los diseños alemanes no fueron directamente a la fase de producción, si no que los diseñadores rusos incorporaron las mejores características del V-2 a sus propios diseños. De esta manera, la Unión Soviética construyó sus cohetes producto de su propia experiencia de diseño. El equipo de ingenieros alemanes fueron repatriados finalmente en la década de 1950 después de que los equipos de diseño soviéticos adquirieron todo su conocimiento.
V-2

Los británicos también capturaron un pequeño número de misiles V-2, y pusieron en marcha a varios de ellos en un lugar en el norte de Alemania bajo la Operación Backfire. Sin embargo los ingenieros involucrados ya habían accedido a trasladarse a los EU cuando los lanzamientos de prueba se completaron. El informe de la Operación Backfire, sin embargo, sigue siendo la documentación técnica más extensa del cohete, incluyendo todos los procedimientos de apoyo, vehículos adaptados y la composición del combustible.

El V-2 tenía un alcance operacional de unos 300 kilómetros (200 millas), llevando una ojiva de 1,000 kg (2,000 lb). Era propulsado por una mezcla de alcohol (etanol) y agua, mezclados con oxígeno líquido. Las turbo bombas de combustible eran impulsadas por peróxido de hidrógeno. La mezcla de agua-alcohol se mantenía en un tanque de aluminio para ahorrar peso, lo que puso una gran presión sobre la economía de guerra alemana, ya que éste era un metal raro y valioso.
V-2

El combustible se bombeaba a través de las paredes del quemador principal, por lo que se calentaba la mezcla y al mismo tiempo se enfriaba el quemador, de forma tal que no se fundiera con el calor. El combustible se bombeaba a una cámara de combustión principal a través de varias boquillas, que aseguraban la composición correcta de la mezcla de alcohol y el oxígeno en todo momento.

Algunos misiles V-2 más sofisticados utilizaban señales de radio transmitidas desde el suelo para navegar y dirigir al misil hacia su blanco, a diferencia de los primeros modelos que utilizaban una simple computadora análoga para ajustar la dirección del cohete. La distancia de vuelo lo controlaba la cantidad de combustible, de modo que cuando se agotaba “brennschluss”, el cohete dejaba de acelerar y prontamente alcanzaba la cima de la curvatura del vuelo parabólico.

La pintura de los misiles V-2 operacionales era un patrón de camuflaje irregular con algunas variaciones, pero al final de la guerra se observó una variante verde oliva. Durante las pruebas, el cohete fue pintado en un patrón de tablero de ajedrez característico (negro y blanco) que ayudaba a determinar si el cohete estaba girando alrededor de su propio eje longitudinal.

Lo cierto es que este terror tecnológico se adelantó a su tiempo por varias décadas. Sin embargo, el V-2 no tuvo el impacto esperado debido a que en el momento en que entró a la SGM ya la suerte estaba echada hacia el bando de los aliados. 

Para conocer más/Fuentes:


http://www.stanford.edu/~xuanwu/v2/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada