King Tiger WSS

King Tiger WSS

lunes, 18 de julio de 2011

¿Quíen realmente mató a Michael Wittmann?

M. Wittamnn
El 8 de agosto de 1944, los aliados se preparaban para lanzar otro asalto pesado con el objetivo de sellar la bolsa de resistencia en la zona de Falaise, como parte de la operación denominada "Totalización". Para esa época, Wittmann y su compañía formaban parte de la 12.SS División Panzer Grenadier Hitlerjugend, unidad compuesta de los ex miembros de las Juventudes Hitlerianas, la cual estaba comandada por el legendario 'Panzer' Kurt Meyer. La tripulación de Wittmann en ese momento consistía del SS-Unterscharführer Karl Wagner como artillero, el SS-Sturmmann Günther Weber como cargador, el SS Unterscharführer Heinrich Reimers como conductor, y el SS-Sturmmann Hirschel 'Rudi' Rudolf como artillero de proa y  operador de radio. El pequeño Kampfgruppe tenía un total de alrededor de sesenta vehículos, y Wittmann tenía bajo su mando sólo ocho tigres utilizables. Estos números comparaban desfavorablemente con los más de seiscientos tanques con que contaban los aliados.
M. Wittmann y su tripulación

La tarea de Wittmann era atacar la ciudad de Cintheaux, que se encontraba en el N158 entre Caen y Falaise, y ocupar las alturas al norte. El Tigre de Wittmann partió a las 12:30, y luego de recorrer una corta distancia se encontró con un grupo de Shermans que pertenecían a la Cuarta División Acorazada Canadiense, que estaba avanzando hacia Cintheaux. Utilizando el poderoso cañón de 88 mm, el Kampfgruppe de Wittmann procedió a destruir la pequeña formación de los vehículos canadienses, quienes estaban desesperados por llegar a su objetivo. De acuerdo con varios de sus colegas, Wittmann había estado nervioso por la mañana, y extrañamente indeciso. Su presentimiento resultó justificado.
Restos del Tigre 007

Lo qué sucedió después se desconoce con exactitud y aún es objeto de conjeturas, pero de acuerdo a las diferentes versiones que se han presentado, Wittmann y su Tigre se habían encontrado rodeados en las afueras de los bosques cercanos a Cintheaux, y fueron víctimas de un ataque que inutilizó el mecanismo de orrugas del tanque y ocasionó un incendio. Según los informes disponibles, esto sucedió  alrededor de las 1247. A las 1255 horas, el SS-Hauptschführer Hans Höflinger de la 2da Compañía observó el Tigre de Wittmann en una posición estacionaria, pero todavía intacto, sin embargo, ni Höflinger ni el oficial médico SS-Hauptsturmführer Dr. Wolfgang Rabe fueron capaces de llegar al vehículo de su Comandante, por lo que fueron obligados a retirarse. No fue hasta algún tiempo después de esto que la torreta de Tigre número 007 fue separada del casco, sin duda el resultado de una explosión interna provocada por las municiones a bordo y la quema de su combustible. Ninguna munición enemiga pudo haber logrado este resultado; la torre del Tigre era tan pesada que la única posibilidad era una explosión desde el interior del vehículo.

Una hora después, durante la tarde del 8 de agosto, Michael Wittmann y su tripulación fueron reportados como desaparecidos en acción.

La muerte de Michael Wittmann el 8 de agosto 1944 se pudo haber evitado, ya que él no tenía asignado acompañar a los demás Tigres en esa misión. Sin embargo, el hecho de que el SS-Hauptsturmführer Franz Heurich carecía de la experiencia necesaria en el campo de batalla, por haber sido recién ascendido al comando de la 3ra Compañía, motivó a Wittmann a acompañarlos. Las palabras que pronunció ese día fueron, sin duda alguna, grabadas en las mentes de los que sobrevivieron: "Tengo que ir con ellos". Como siempre, Wittmann estuvo allí con sus hombres, y pereció como resultado. Un soldado hasta el final, él no se hubiera conformado con menos ni hubiera aceptado otra cosa. La noticia de la pérdida de su idolatrado "Michel" envió ondas de choque a través de las filas de la Leibstandarte, desde el soldado raso hasta "Sepp" Dietrich mismo. El día resultó ser uno de los más negros en la historia de la división.
Restos de la torreta del Tigre 007

La historia completa de lo que realmente le pasó a Michael Wittmann y su tripulación quizás nunca llegue a conocerse, a pesar de que su legendaria reputación le ha llevado a ser "reclamado" por un número de unidades aliadas que habían estado operando en la zona en ese momento. Según una fuente, el Tigre de Wittmann se encontró acorralado por los tanques del Primer Escuadrón Northamptonshire B Sgn 144 del Regimiento Real Blindado y el 27 Regimiento Blindado Canadiense (Los Fusileros de Sherbrooke), en los alrededores de Saint-Aignan-de-Cramesnil. Mientras los canadienses han afirmado que el As Panzer había sido rodeado y destruido por un pelotón de Shermans perteneciente a su Cuarta División Blindada, la primera División Blindada Polaca también reclamó su muerte. También se ha especulado que el Tigre de Wittmann fue víctima de un ataque llevado a cabo por la fuerza aérea aliada.

Otras investigaciones han expuesto los agujeros en muchas de estas afirmaciones. Por ejemplo, las ordenes de los polacos en realidad los llevaron al este de San Aignan-de-Cramesnil y, además, éstos no atravesaron su línea de partida hasta las 1355, más de una hora después de que Wittmann había sido reportado como desaparecido. La afirmación hecha por la Cuarta División Blindada Canadiense también se puede dudar debido a que su principal objetivo la llevó a través de la ciudad de Rocquancourt. No obstante lo anterior, recientes estudios e investigaciones históricas revelan que los tanques de esta división canadiense estuvieron en una posición priviligiada para enfrentar a Wittmann, en un momento dado. Por otra parte, el libro de registro de operaciones de la 2da Fuerza Aérea Táctica y la ausencia de un reclamo de un tanque destruido confirmado en la zona ese día son evidencia suficiente para descartar la afirmación de que el Tigre de Wittmann fue destruido desde el aire, a pesar de que hubo confirmación de tanques destruidos en el área de Argentan-Fliers-Falaise.
Conductor SS Sturmmann
Heinrich Reimers

De toda la evidencia que se ha presentado se puede concluir que al parecer sólo dos de las unidades mencionadas pueden presentar reclamos apoyados por alguna prueba: el 1er Yeomanry Northants y los Sherbrookes. De acuerdo con los miembros de los Sherbrookes, uno de sus Fireflies se enfrentó a un Tigre en la RN158, el cual estaba en ese momento mirando en la dirección de un huerto y hacia los tanques de la 1ra Yeomanry Northants. De esto se puede deducir que el Tigre de Wittmann pudo haber sido destruido por cualquiera de estas unidades, o por ambas. Sin embargo, el vehículo de la RHQ Sherbrookes fue destruido no mucho tiempo después de este avistamiento, por lo que no existe un registro concreto del evento.

En 2006, otra historia sobre Wittmann apareció en el tabloide británico The Daily Mail, la cual hacía referencia a un artillero de un Firefly de 21 años que perteneció a la 1ra Yeomanry Northants, llamado Joe Ekins. Según el artículo, el Firefly de Ekins, acompañado por otros tres Shermans, se encontró con tres Tigres el 8 de agosto, uno de los cuales era el Tigre 007 de Wittmann.

Ekins, quien en ese momento podría ser mejor descrito como un novato que había disparado sólo cinco rondas de práctica, describió la acción de la siguiente manera:

"Pude ver por lo menos tres Tigres…la escuadra tenía dos Fireflies adicionales y yo esperaba que enviaran uno a ayudar, pero decidieron no hacerlo y me dejaron solo.”

"Salimos del huerto y disparé dos veces al tercer tanque en la parte trasera, estallando el mismo. Entramos de nuevo al huerto para salir por un lugar diferente. Sin embargo, el segundo Tigre disparó dos o tres rondas, golpeando la puerta de la torreta.”

"La tapa debió haber golpeado la cabeza del comandante del tanque, por lo que huyó, tomando nuestro oficial de tropas el mando. Salimos de nuevo de la vegetación y le disparamos al segundo Tigre, el cual explotó. Entramos de nuevo al huerto y esta vez, el tercer Tigre sabía que había perdido sus dos compañeros.”

"Yo lo rematé con dos proyectiles, acabando con los tres en 12 minutos. Más tarde, atacamos otro tanque y luego quedamos fuera de servicio. Hubo una fuerte explosión y chispas, nos bajamos y corrimos como locos. El oficial fue alcanzado por la metralla. Cuando llegamos, nos asignaron a las tripulaciones de otros tanques, a mi particularmente como operador de comunicaciones. Parecía un poco raro cambiar de artillero a operador de radio.”

"Pero resulté afortunado, ya que en los próximos ocho meses, fuimos una de las pocas tripulaciones que sobrevivió. 8 años después de la guerra me entere que una de las personas en aquel tanque era Wittmann, pero yo nunca había oído hablar de él.”

"Él era muy conocido en Alemania y había un montón de afirmaciones acerca de quién lo mató, pero es bien aceptado ahora que fuimos nosotros. Él era un As, pero no fue demasiado listo esa mañana."

"Por lo general, era necesario utilizar cinco Shermans para vencer a un Tigre, pero los Fireflies eran mejores. Cuando me enteré de los campos de concentración, me sentí muy orgulloso de haber acabado con Wittmann, quien era un nazi desde el principio...él debio haber sabido acerca de los campos."

(Extracto citado en el artículo "Revelado: el héroe que acabó con el as de tanques notorio de Hitler", el Daily Mail, 24 de junio de 2006)

Si bien es justo decir que el artículo está claramente escrito para una audiencia pro inglesa y contra los alemanes, existe muy poca evidencia que corrobore o que dispute las alegaciones de Ekins. En lugar de adoptar su historia como la verdad definitiva de lo que ocurrió ese día, entiendo que la misma acabará en el mismo lugar que las demás historias y teorías existentes. Los hechos relatados por Ekins no añaden nada concreto a la prueba existente. Personalmente creo que la versión de Ekins, de que él y su Firefly destruyeron 3 Tigres en cuestión de 12 minutos, es un poco difícil de creer. Adicionalmente, su actitud está ausente del respeto que los tanqueros sienten hacia otros tanqueros, aunque sean enemigos. Uno esperaría un poco de humildad y respeto hacia Wittmann, de parte del hombre que supuestamente mató a uno de los más grandes tanqueros de la historia.   
Operador de radio
SS Sturmmann
Rudolf Hirschel

A pesar de todas las hipótesis presentadas, las preguntas sobre la muerte de Wittmann continúan y continuaran, teniendo en cuenta el hecho de que él se ha convertido en una figura legendaria en la historia de la guerra moderna. A pesar de todas las diversas reclamaciones y contra-afirmaciones, sin embargo, una cosa es cierta: la torre del Tiger 007 había sido completamente separada del casco después de una explosión interna, y no hubo sobrevivientes ni testigos imparciales de dicha explosión.

Michael Wittmann y su tripulación fueron enterrados cerca de un grupo de civiles locales poco después de la batalla, y gracias a la investigación de Monsieur Jean Paul Pallud durante 1981-1982, la tumba fue descubierta en Gaumesnil,  al lado de la carretera principal de Caen-Falaise. A petición de la Comisión de Sepulturas de Guerra Alemanas (VDK), los cuerpos de cuatro hombres fueron desenterrados, uno de los cuales fue Wittmann, quien fue identificado positivamente por la prótesis dental que había tenido que usar después de una herida de guerra en Rusia. La placa de identidad que perteneció al conductor Reimers Wittmann Heinrich fue encontrada en otro de los cuerpos, pero los dos esqueletos restantes no pudieron ser identificados positivamente.
Tumba de Wittmann y sus
compañeros

En 1983, treinta y nueve años después de su muerte en el campo de batalla en las afueras de Cintheaux, Michael Wittmann y su tripulación fueron llevados a descansar en el cementerio militar alemán de La Cambe, en Normandía, ubicado en la carretera entre NR13 Isigny-sur-Mer y Bayeux. La tumba está adornada e identificada con los nombres de Wittmann y los cuatro miembros de la tripulación del Tigre 007, el conductor Heinrich Reimers, el artillero Karl Wagner, el cargador Günther Weber y el operador de radio Rudolf Hirschel. Se encuentra en la fila 3, bloque 47 (120) .
Joe Ekins

El SS-Hauptsturmführer Michael Wittmann dejó atrás a su viuda, Hildegard, y un legado como tanquero que nadie podrá superar. En una carrera impresionante, destruyó un total de 138 tanques enemigos, 132 cañones antitanque y otras piezas de artillería pesada. No se puede olvidar el hecho de que sus logros iniciales fueron como comandante de una III Sturmgeschütz. Solo podemos especular los números que hubiera alcanzado si el Tigre hubiera sido desarrollado más temprano durante la guerra. Balthasar Woll, amigo de Wittmann, compañero de armas y el artillero durante las campañas de Rusia y de los sorprendentes eventos en Villers-Bocage, estaba recibiendo tratamiento médico en el momento de la muerte de Wittmann y por lo tanto, escapó de la suerte corrida por su comandante y sus compañero de la tripulación. "Bobby" Woll iba a sobrevivir la guerra y los tiempos inciertos de la inmediata posguerra, falleciendo en 1996.

"Ein Soldat wie andere auch"

Para conocer más/Fuentes:


6 comentarios:

  1. Recuerdo y honor a los valientes soldados alemanes

    ResponderEliminar
  2. Los alemanes tendrian que haber combatido a los nazis

    ResponderEliminar
  3. Los alemanes tendrian que haber combatido a los nazis

    ResponderEliminar
  4. Los rusos debían haber combatido a los bolcheviques

    ResponderEliminar
  5. Los estado unidendes deberían haber combatido a los capitalistas.

    ResponderEliminar
  6. Honor y gloria al Soldado Wittmann uno de los grandes de esa guerra

    ResponderEliminar