King Tiger WSS

King Tiger WSS

lunes, 8 de agosto de 2011

El poderoso misil R4/M Orkan; el huracan de la Luftwaffe


R4/M Orkan
El misil R4/M Orkan no solo fue un destructor de bombarderos aliados, sino que posiblemente fue el armamento de la Luftwaffe más efectivo de todos. 

Los ingenieros alemanes llevaban tratando de construir una cohete aire-tierra desde la década de 1930. En un principio, se intentó estabilizar los cohetes mediante rotación al lanzarlos de un tubo. Al principio, fueron más los reveces que los éxitos, debido a la dificultad de garantizar la precisión y superar a la vez el problema de la resistencia (drag). En 1941, los soviéticos comenzaron a usar cohetes estabilizados mediante aletas de la serie RS como armamentos aire-tierra (entre ellos el RS82) en contra del ejército alemán. Mientras tanto, en Alemania se continuó con las pruebas de estabilización de cohetes mediante rotación hasta que un cohete gigante RZ100 de 100 mm destruyó accidentalmente el fuselaje
de un Me 210 durante un disparo de prueba.
24 cohetes R4/M Orkan bajo las alas de un ME 262
En 1942, la amenaza que representaban los bombarderos aliados B-17F obligó a los alemanes a encontrar nuevas alternativas para defender su espacio aéreo. Debido a que no había nada más disponible, se comenzaron a utilizar cohetes WGr21 para atacar las formaciones de los B-17F a partir de 1943. Estos eran armamentos de 210 mm, grandes y primitivos, lanzados por un tubo y originalmente diseñados para el combate de tierra-tierra. Su resistencia era tan grande que un avión caza cargando dos o cuatro de ellos tenía grandes problemas al enfrentarse a los cazas de escolta aliados. Además, no eran precisos y su ojiva de 40,8 kg (sin fusible de proximidad) era demasiado poderosa para su propósito.
Varias versiones del R4/M
En este momento, Fritz Heber (quien también construyó la famosa sincronización-MG en 1915 como mecánico de Focker), inventó un cohete simple con un combustible químico (Diglykol) que estaba en uso desde hacía varios años. Inmediatamente, se ordenaron 20,000 cohetes, y hasta el final de la guerra entre 10,000 y 12,000 fueron construidos y entregados.
Bombardero B-24 víctima de un R4/M
Los primeros misiles fueron probados en el Me 262A-1 por la infame unidad elite JV44 y una vez utilizados en batalla contribuyeron significativamente a la fama de la JV44 y del Me 262A. Alrededor de 60 Me 262A-1 fueron armados con 14 R4/M debajo de cada ala. La mira Mk108 se utilizó para este misil, debido a que la balística era similar. En tan sólo una misión, 25 B-17G fueron derribados (de un grupo de 425) con el R4/M sin pérdidas para la Luftwaffe. Inclusive, los aviones de combate convencionales como el FW190 tuvieron un éxito impresionante también con esta arma. Así, un grupo de 24 FW190 derribó 40 B-17G durante una incursión en abril de 1945 sin sufrir perdidas.
R4/M Orkan
En general, a esta poderosa arma se le atribuye la destrucción de unos 500 aviones enemigos, con sólo alrededor de 10,000 cohetes, lo que significa una relación de por lo menos un bombardero derribado por ataque, ya que cada avión alemán llevaba sólo 24 cohetes.
ME 262
El código R4/M significaba: R = Rakete, 4 = 4 kg de peso, M = Minenkopf (ojiva de mina). Un solo Orkan era suficiente para destruir un B-17G o B 24J.

El R4/M, fue probablemente el mejor projectil de propósito general de la guerra. A diferencia de sus homólogos aliados, los científicos alemanes concluyeron que un diseño delgado y más rápido era preferible a uno grande y más lento. El resultado fue un cohete perfecto para derribar bombarderos pesados ​​de un solo tiro, lo suficientemente dinámico como para utilizar una variedad de ojivas especiales. Montado sobre una placa de madera debajo de cada ala, la resistencia era mínima. El R4/M tenía aletas plegables y su balística era la misma del cañón de 30 mm cuando se disparaba a 600 metros de distancia. Su alcance máximo era de 1,500 metros, distancia que era ideal, pues los armamentos defensivos de los bombarderos aliados no tenían tanto alcance.
Alerones plegables del R4/M Orkan 

El R4/M tenía una velocidad máxima de 900 kilómetros por hora, era impulsado por Diglykol y estaba armado con 520 gramos de explosivos Hexogen. Era detonado por un fusible de contacto Az.Rz.2. La táctica más popular entre los pilotos alemanes era disparar todos los cohetes contra los grupos de bombarderos desde una distancia que estuviera fuera del alcance de sus armas defensivas. En el momento en que los cohetes alcanzaban su objetivo, era muy difícil que fallaran su blanco debido a la alta densidad de las formaciones de bombarderos aliados. 
R4/M Orkan
Un combustible conocido y probado, un sistema de estabilización de aleta, un fusible de contacto y su balística simple conformaron una idea simple con un efecto extremo. Si bien es cierto que para los aviones a reacción se hubieran necesitado cohetes más rápidos que este, durante la Segunda Guerra Mundial el R4/M Orkan fue un destructor de bombarderos de gran efectividad. Inclusive, este armamento era capaz de derribar bombarderos de 4 y 6 motores, incluso diseños avanzados como el B-29, Ta400 o el He177.
R4/M Orkan
Después de la Segunda Guerra Mundial, sistemas de cohetes  similares al R4/M se convirtieron en la principal arma anti-bombarderos de los cazas estadounidenses. Algunos de estos aviones de combate no utilizaban ningún otro armamento que no fueran los cohetes HVAR (Lockheed F-94 Starfire, por ejemplo). 
 

Si el R4/M hubiera sido inventado en el 1942 o 1943, la Luftwaffe hubiera enfrentado con éxito los ataques diurnos de la 8va Fuerza Aérea con un 100% de probabilidad. No está claro el grado de efectividad que esta arma pudo haber tenido contra los bombarderos pequeños como el B-26 y B-25, y tampoco contra los bombarderos rápidos y maniobrables como el Mosquito, A-26 y A-20.

No obstante, el R4/M fue un misil revolucionario que llegó al campo de batalla muy tarde para causar un impacto significativo.

Para conocer más/Fuentes:

http://www.warbirdsresourcegroup.org/LRG/r4m.html#thumb

No hay comentarios:

Publicar un comentario