King Tiger WSS

King Tiger WSS

viernes, 7 de octubre de 2011

Las chicas del Transporte Auxiliar Aéreo


Amy Johnson
Sabido es que los pilotos civiles participaron activamente en la lucha contra las fuerzas del Eje. Entre los más distinguidos se encuentran los integrantes de la Auxiliar de Transporte Aéreo (ATA), dedicados al transporte aviones recién fabricados a las bases de la Real Fuerza Aérea. Por su dedicación y valentía, estos hombres y mujeres han sido merecedores de honra en los anales de la historia de la aviación. A pesar de que el número de pilotos varones siempre fue mayor que el de las féminas, no es menos cierto que la chicas de la ATA ganaron notoriedad por sus destrezas y muchas de ellas por su belleza.
Piloto del ATA

En 1939, la Guardia Aérea Civil fue reformada bajo el mando de Gerard d'Erlanger, como la Auxiliar de Transporte Aéreo. En septiembre de 1939 se componía de 22 hombres y mujeres pilotos.

El ATA funciona como un servicio de transporte, que llevaba los aviones de combate de las fábricas inglesas a los campos de aviación de la RAF y al elemento armado de la flota. En la primera parte de 1940, las mujeres piloto ascendían a 26. Durante la guerra, la unidad de mujeres en Hamble transportó Spitfires desde varias fábricas, así como  aviones de dos y cuatro motores. En septiembre de 1941, los pilotos de ATA transportaban todo tipo de aviones operativos. Al final de la guerra, habían entregado 309,011 aviones de más de 200 tipos, incluyendo el Swordfish, Albacore, Sea oter, Walrus, Spitfire, Fortalezas Volantes y Lancaster.
Piloto del ATA
El número de integrantes de la ATA durante la guerra fue 1,152 hombres y 600 mujeres, incluyendo 166 pilotos e ingenieros de vuelo. Las mujeres piloto llevaron a cabo exactamente las mismas funciones que los hombres, por lo que recibían igualdad de salarios y derechos desde finales de 1943. Muchos pilotos estadounidenses, hombres y mujeres, se unieron a la ATA, y realizaron un trabajo invaluable.
Integrantes del ATA
Sin duda la más famosa aviadora del ATA fue Amy Johnson. Graduada de la Universidad de Sheffield en 1926, Amy comenzó a trabajar como secretaria en Londres. Durante su estadía en Londres, se convirtió en miembro del Club de Aeroplanos de Londres, obteniendo su licencia de piloto en 1928. También fue la primera mujer británica en recibir una licencia de ingeniero de aeronaves.
Integrantes del ATA
En 1929 Amy decidió crear una reputación para sí misma al  intentar un vuelo de larga distancia, que ninguna mujer había intentado. Ella optó por volar a Australia, para no tener que pilotar sobre una gran extensión oceánica. Lord Wakefield pagó la mitad del costo de su avión, un De Havilland Gipsy Moth llamado "Jason", y su padre pagó la otra mitad. Después de 85 horas de vuelo en solitario y del establecimiento de un récord de vuelo de 147 millas, Amy partió hacia Darwin, Australia, el 5 de mayo de 1930. Su viaje duró 19 días y se convirtió en una celebridad instantánea. Fue bautizada como "la reina del aire" por la prensa británica.
Pilotos del ATA
A partir de entonces, la joven piloto continuó realizando vuelos para los libros de records, incluyendo un intento fallido de volar a Pekín en 1931. Con Jack Humphries como copiloto, estableció un récord de velocidad desde Londres a Tokio en diez días en el 1931. En 1932 rompió el récord de vuelo en solitario hasta Ciudad del Cabo, Sudáfrica.
Integrantes del ATA
Amy Johnston se unió al transporte aéreo auxiliar en 1939. El 5 de enero de 1941, durante una misión de vuelo para el Ministerio del Aire desde Blackpool a Oxford Amy sobrepasó su destino por 100 millas. Se estrelló en su Oxford en el estuario del Támesis después de quedarse sin combustible, y aunque una embarcación trató de rescatarla, la valiente y talentosa mujer se ahogó. En total, el ATA perdió 174 pilotos durante la guerra.

Para conocer más/Fuentes:






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada