King Tiger WSS

King Tiger WSS

domingo, 11 de septiembre de 2011

La odisea del King Tiger 332 del Kampfgruppe Peiper


King Tiger 332
El King Tiger número 332 es uno de los tanques del Kampfgruppe Peiper que han sobrevivido hasta nuestros días. Otro de ellos es el 213 que reside en La Gleize, Bélgica. El 332 se encuentra en exhibición en el Museo Patton de Caballería y Blindados ubicado en Fort Knox, Kentucky. Como veremos en el presente artículo, la  jornada de este tanque hasta su destino final fue una tortuosa.

En la mañana de Navidad de 1944, el SS Unterscharführer Otto Blase se dirigía hacia el norte por la carretera N33 a través del pequeño pueblo de Coo-Biesteren, en el Tiger 332, a unos cinco kilómetros al sur de La Gleize. Probablemente estaba tratando de establecer vínculos con el Kampfgruppe Peiper, pero como llegó a la zona y por qué se dirigía hacia La Gleize el 25 de diciembre sigue siendo un misterio.
King Tiger 332
Al mismo tiempo, elementos del Batallón de Tanques 740 estadounidense se movían hacia el sur a lo largo de la N33 después de la captura de La Gleize. El Sargento George Glenn observó desde su tanque Sherman al Tiger 332 estacionado a la orilla de la carretera. George de inmediato ordenó a su artillero disparar al tanque enemigo. Los norteamericanos cargaron una munición de fósforo blanco, y el humo de esta munición explosiva al parecer hizo pensar a los alemanes que su vehículo estaba en llamas. Para sorpresa de George, los tripulantes del 332 abrieron las escotillas y salieron a toda prisa del Tiger. George les espantó con fuego de ametralladoras y continuó su avance.

El 26 de diciembre una unidad de la Compañía 463 de Evacuación de Artillería del Primer Ejército de los E.U. encontró al 332 a un lado de la carretera, por lo que trajo un gran camión con remolque y otros vehículos de recuperación. Los norteamericanos fueron capaces de encender el motor del 332, pero no pudieron moverlo debido a que las orugas estaban congeladas y unidas al suelo. Los soldados liberaron las orugas congeladas al encender fuegos con gasolina alrededor del tanque y llevaron al 332 a una carretera secundaria, que pasaba por Coo-Biester a través de Ster hacia Stavelot. Se planificó llevar al 332 a Spa, donde había una estación ferroviaria que podía ser utilizada para evacuar el tanque capturado fuera de la zona de batalla. El Sargento Warnie Butler, de la Compañía de Evacuación 463 recordaba después de la guerra que el tanque era tan pesado que ocasionó que algunas de las llantas del remolque explotaran. Asimismo, recordó que la tripulación del 332 más tarde salió de los bosques y se entregó a los estadounidenses. El pesado tanque representó una carga tremenda para los vehículos de recuperación de la Compañía 463, por lo que el viaje fue muy lento. La tripulación pasó la noche del 26 de diciembre en Stavelot, y finalmente llegaron a la estación de tren en Spa el 28 de diciembre. Descargaron el 332 de su trailer y lo colocaron al lado de la vía del tren, donde le pintaron la frase 463 ORD EVAC en grandes letras blancas en la parte izquierda de la torreta. Los norteamericanos también habían pintado la frase DONT BLOW EVAC en la placa del glacis antes de que el tanque fuera recuperado de Coo-Biester, para evitar que el mismo fuera atacado durante el viaje por las fuerzas aliadas.
King Tiger 332
La sede de los cuarteles de la División de Artillería del Ejército de los E.U. en Aberdeen Proving Ground, Maryland, alberga la sección de Inteligencia Técnica de la oficina de asuntos extranjeros. Esta rama entrenó y envió a los equipos de inspección técnica (OTIT) con el propósito de recuperar los materiales capturados y llevarlos a APG para la evaluación de los mismos. Los equipos por lo general consistían de un oficial y un par de suboficiales. A principios de 1945 el Coronel G.B. Jarrett, Jefe de la División de Asuntos Extranjeros (y más tarde director del Museo de Artillería APG) había formado varios OTIT para conseguir vehículos y equipos alemanes.

El OTIT número 1 fue asignado al Primer Ejército de los E.U. En febrero de 1945 se encontraron con que el King Tiger 332 aún se encontraba en la terminal de ferrocarril en Spa, donde los soldados de la Compañía de Evacuación de Artillería 463 lo había dejado. El equipo marcó el tanque y lo transportó a Amberes, de donde finalmente llegó a la APG en el verano de 1945.
King Tiger 332
El 332 llegó a APG por ferrocarril desde el puerto en el que había entrado en los Estados Unidos. Afortunadamente, un miembro del centro de artillería tomó una película de 8 mm a color del tanque. El Tiger 332 estaba en estado de funcionamiento y fue conducido a las facilidades de prueba de APG. Cuando las pruebas se completaron,  probablemente a finales de 1940, el tanque fue trasladado al Museo de Artillería.

El Museo de Artillería procedió a cortar secciones de la armadura del tanque, incluyendo toda la parte izquierda de la torreta y una porción de la parte superior del casco en el lado izquierdo. Mientras que esta medida sin duda mejoró las cualidades de exhibición del tanque, por desgracia destruyó evidencia de la pintura original del 332 para  futuros investigadores. El museo mantuvo la exhibición por algún tiempo, pero durante la década de 1950 ó 1960 el 332 fue trasladado nuevamente. APG le soldó una chapa fina sobre las áreas de corte transversal para mantener alejados los efectos del clima, y en un principio se limitó a pintar el metal añadido en una base de color rojo. Más tarde, el tanque fue pintado en una serie de esquemas de camuflaje inexactos, pero conservó su número en la torreta.
King Tiger 332
En 1990 el Museo Patton llegó a un acuerdo con el Museo de Artillería como parte del cual recibió el 332 a cambio de un tanque prototipo norteamericano MBT-70. El Tiger llegó a Fort Knox en agosto de 1991. Fue llevado a las instalaciones de mantenimiento de Boatwright de donde se extrajo la torreta, para que el tanque fuera estudiado por el personal del museo. Las instalaciones de mantenimiento retiraron la hoja de metal instalada por APG en las áreas de corte transversal y aplicó un esquema de pintura de camuflaje bajo la dirección del personal del Museo Patton. El tanque fue remolcado hasta el Museo Patton y puesto en exhibición en abril de 1992.

La pintura de camuflaje y las marcas del 332 han sido objeto de controversia durante varios años. Los números de las torretas de los tanques alemanes en 1943-45 habían sido   descritos como de color rojo con blanco, a tenor con las fotos a color del periodo, los tanques capturados y los relatos de los veteranos. No obstante, el 332 no sigue este patrón. Ya en la década de 1970 los investigadores mencionaron que el número 332 estaba pintado de azul y amarillo. De hecho, la primera referencia a los colores típicamente utilizados en estos tanques se hizo en un artículo de la revista AFV-G2 de diciembre de 1974 titulado "Color n Camouflage". El autor del mismo describe una foto del tanque 312 s. SS-Pz.Abt. 501 tomada en las Ardenas y describe los números de la torreta como azules con un contorno amarillo.
King Tiger 332

Adicionalmente, los autores de la revista aparentemente aluden a un corto segmento de la película de 8 mm a color tomada cuando llegó el 332 a la APG en el verano de 1945, según lo descrito anteriormente. La película muestra la parte delantera del 332 en la vagón del tren, un acercamiento de la placa con el glacis y la frase DON'T BLOW EVACUATE y el lado izquierdo de la torreta con su número. Sin embargo, las interpretaciones visuales del color de esta película no son tan fáciles como podría parecer. Las copias sobrevivientes  de la película son cintas de vídeo VHS a partir del original de 8 mm, que al parecer se extravió. El sol brillaba cuando la película fue tomada, y este hecho, junto a la edad de la película hace que los tonos se vean muy claros en los ejemplares sobrevivientes. En la parte izquierda de la torreta se ve claramente que los números 332 son de color azul claro. En las películas los bordes de los números se ven de color blanco, pero parecen ser del mismo color que las marcas ORD EVAC., que son de color amarillo. De ser este el caso, entonces el esquema del 332 parece ser de color amarillo también.

El 332 también tenía una serie de inusuales marcas en forma de cruz dentro de un círculo cuando llegó a la APG. Estas marcas - una cruz blanca sobre un fondo redondo amarillo o anaranjado descolorido, de aproximadamente tres pulgadas de diámetro - fueron pintadas en la placa del glacis, a ambos lados del casco, y en la placa trasera. Algunas fuentes especularon que se trataba de una versión estilizada de la marca táctica del Heer s. Pz.Abt. 506, que también participó en la ofensiva de las Ardenas (aunque no en el área de Kampfgruppe Peiper). Incluso el Museo Patton inicialmente cometió este error, en 1991, por lo que identificó al 332 como perteneciente al s. Pz.Abt. 506. Sin embargo, la cruz en el círculo no era un marca táctica alemana. Las fotografías iniciales tomadas por los soldados de la Compañía de Artillería de Evacuación 463, mientras estaban recuperando al 332 en diciembre de 1944, y las fotos tomadas por otros soldados mientras el tanque estaba en el vagón del tren en Spa, no muestran evidencia de dichas marcas.
King Tiger 332
Donde primero aparecen estas marcas es en las fotografías tomadas después de que el Equipo de Inspección Técnica de Artillería había preparado el tanque para el transporte a Amberes, junto con las marcas OTIT-1. En los últimos años se ha especulado que el OTIT añadió estas marcas para indicar los puntos de equilibrio del tanque. La teoría era que las marcas mostraban el centro de gravedad de los lugares donde el tanque comenzaría a girar en la medida en que era colocado en una plataforma. Esta teoría parece haberse originado en un artículo publicado en 1994 en la revista AFV News. Esto probablemente tampoco es la explicación correcta de las marcas, pues las marcas del glacis y la placa trasera no estaban cerca de la línea central del vehículo, y las de los lados del casco izquierdo y derecho estaban a diferentes distancias de la parte delantera del tanque. El hecho de que fueron aplicadas por el OTIT o cualquier otro elemento del Ejército de E.U. parece ser cierto, pero el verdadero propósito sigue siendo desconocido.

Para aumentar la confusión, el patrón de la pintura de camuflaje del 332 era sustancialmente diferente al de los esquemas vistos en la mayoría de los otros Tigers de la s. SS-Pz.Abt. 501 en las Ardenas. Las fotografías tomadas por soldados de E.U. antes de que el tanque abandonara Bélgica en 1945 muestran claramente que carecía de los puntos de pintura de la "luz y sombra" típicos de dicho esquema, en adición a que la pintura se aplicó en un patrón diferente. La pintura de camuflaje se aplicó al parecer por aspersión, ya que no muestra los típicos bordes que se ven en las fotografías de los tanques con el referido esquema de  "luces y sombras". El patrón en el 332 pudo haber sido diferente de otros tanques s. SS-Pz.Abt. 501, ya que fue construido antes que la mayoría de los demás. El número de serie del chasis de este tanque es 280.243, lo que indica que fue construido en septiembre de 1944. Fue uno de los 11 tanques entregados originalmente al s. PzAbt. 509 y posteriormente se reasignó al s. SS-Pz.Abt. 501 a principios de diciembre de 1944.

Varias fotos en color tomadas en Aberdeen después de la guerra han sido utilizadas como modelo para mostrar el tanque en su pintura original. En realidad, el Museo de Artillería había pintado el tanque antes de esas fotos fueran tomadas. Una fotografía a color del tanque en el interior del Museo de Artillería ha sido propuesta como la que muestra con más precisión la pintura original del 332 durante la década de 1940. Mientras que las fotos originales de la parte derecha del tanque que muestran el patrón de pintura son raras, una comparación de las fotos existentes refleja que el patrón de color en cuestión difiere ligeramente de las fotos tomadas en tiempo de guerra, especialmente en los guardalodos. Además, la marca con la cruz en el círculo está en una posición diferente en la fotografía: más adelante y más arriba, en el lado derecho del casco. Si bien es cierto que el  trabajo de pintura es uno muy bueno, está claro que el Museo de Artillería había pintado el tanque antes de la fecha de estas fotos.
King Tiger 332
El Museo de Artillería pintó el 332 por lo menos tres veces. Durante la restauración cosmética del 332 para prepararlo para la exhibición en Fort Knox, el personal del Museo Patton tuvo la intención de restaurar los colores de pintura originales y el patrón correcto en lo posible. Sin embargo, el resultado debe ser tomado sólo como una conjetura de lo que la pintura original pudo haber sido. El personal estuvo trabajando con los restos de al menos cuatro manos de pintura aplicadas después de la guerra. El personal del museo alegadamente pudo igualar la pintura de color verde oliva original al observar la pintura presente en la cañería de metal soldada originalmente por encima del mantelete,  encontrada en el interior del tanque. El rojo-marrón aplicado fue tomado a partir de muestras de la pintura original del StuG III y el SdKfz 251 / 9 pertenecientes a la colección del museo.

El color exterior amarillo obscuro fue tomado de la pintura, aparentemente original, encontrada en el interior de la torreta. Esto fue probablemente un error por parte del Museo Patton, pues el color del interior de la torre debería haber sido Elfenbein (marfil) en semi-brillante. A ello se debe que el Museo Patton aplicó una tonalidad de color en el exterior del tanque que probablemente representa una interpretación inexacta del color original.

Para conocer más/Fuentes:

http://www.ss501panzer.com/Saga_of_332.htm

3 comentarios:

  1. excelente la informacion, no sabia que tenian tantos problemas con la pintura, lo cual es complicado por que todas las referencias que encuentro veo distintos tipos de camuflaje y tonalidades para el mismo 332. saludos desde colombia

    ResponderEliminar
  2. Para mi es un arte lo que hacian los alemanos y la pintura que usaban para sus vehiculos. Para mi parecer era casi algo artistico

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar