King Tiger WSS

King Tiger WSS

sábado, 19 de enero de 2013

El Alamein: La gloria de la División Folgore


Estos hombres fueron los soldados italianos mejor entrenados de Segunda Guerra Mundial, razón por la cual merecen un lugar entre las unidades más valiosas en la historia militar. Ellos fueron llamados "Leones" por Churchill durante un discurso en la Cámara de los Comunes en Londres después de la victoria en El Alamein.

Ellos, al igual que sus camaradas alemanes, los Fallschirmjäger de la Brigada Ramcke, fueron entrenados específicamente para las operaciones de salto planificadas para Malta, por lo que debieron ser empleados para tomar la isla. No obstante, fueron desplegados erróneamente como infantería común para reemplazar las unidades perdidas en la guerra del desierto.

Pero estos soldados no eran iguales a las unidades de infantería tradicionales, y demostraron esto en el campo de batalla.

La Div. Folgore llegó a Egipto extremadamente bien entrenada y motivada, pero su equipo fue inferior, como era habitual en el ejército italiano. Tenían el clásico mosquete 91, bombas de mano Balilla, el fusil automático '38 (dado sólo al 15% de los soldados), el rifle automático Breda 30, unos pocos cañones anti-tanque 47/32, y algunas ametralladoras Breda 45/81. Las unidades de reemplazo eran casi inexistentes, los suministros de agua (y el agua es la vida en el desierto) eran totalmente inadecuados. La falta de agua potable, así como la disentería y las enfermedades, se convirtió en uno de los enemigos más peligrosos para los paracaidistas de Folgore. Se dice que algunos grupos aislados de Folgore sólo podían beber y comer las provisiones capturadas a los enemigos muertos.


Evidentemente, las terribles dificultades que los soldados italianos tuvieron que enfrentar todos los días hace que su valor sea aún mayor. Ningún soldado podría haber hecho un mejor trabajo bajo estas circunstancias. La primera operación ofensiva en la que los paracaidistas de la Folgore participaron fue la Batalla de Alam-Halfa, a finales de agosto de 1942, que consistió de un avance fallido diseñado para rodear las primeras líneas defensivas británicas. Durante seis días, el Eje perdió muchos tanques debido a la eficacia de las armas antitanque británicas/aliadas y tuvo importantes bajas en las líneas de suministro a manos de la RAF.


En ese momento, Rommel decidió defender su posición y las fuerzas del Eje comenzaron a fortificar sus líneas. El Folgore tuvo que defender la línea defensiva más al sur, de 14 kilómetros de extensión. Su potencia de fuego antitanque fue mejorado con algunas armas de otras unidades. Los británicos pronto se enteraron de que en estos enfrentamientos sus oponentes eran soldados italianos completamente diferentes a los que estaban acostumbrados a enfrentar durante los 2 años en Libia y Cirenaica. Por lo tanto, tenían que aplicar nuevas tácticas para hacer frente a los hombres de la Folgore. Incluso los australianos y los neozelandeses, que eran considerados como los soldados más peligrosos del Commonwealth, tuvieron momentos muy duros en combate. Los paracaidistas italianos demostraron una actitud muy agresiva y su iniciativa era sin igual, pues siempre prefirieron el ataque en lugar de la defensa. El mismo Rommel y Ramcke, comandante de los diablos verdes alemanes, quienes tomaron Creta meses antes, se preocuparon por el riesgo inaceptable de perder una unidad tan importante como la Folgore, por lo que sugirieron más prudencia.

Durante el período estático de la guerra en el desierto,  los paracaidistas Folgore no descansaron, pues realizaron numerosas incursiones detrás de las líneas enemigas, a menudo, con el fin de incautarse agua, alimentos y armas. Entre los prisioneros que tomaron se distingue el General Clifton de la 6ta Brigada de Nueva Zelanda, y su personal.

Durante esos días, los paracaidistas lograron capturar algunas armas británicas A/T que resultaron muy útiles más tarde, durante la próxima batalla grande. El 30 de septiembre hubo un intento de destruir a ese enemigo peligroso que era el Folgore. Los británicos atacaron posiciones de la Folgore con un grupo blindado formado por el Real Regimiento de la Reina y un regimiento de las "ratas del desierto". Sin embargo, después de haber atacado el área fuertemente con fuego de artillería, Folgore los hizo retirar con un furioso contraataque.

Finalmente el 23 de octubre, la gran batalla comenzó, y la 7ma División Acorazada abrumó las posiciones más avanzadas de la Folgore. Las ratas del desierto lograron destruir las posiciones italianas delanteras, las cuales fueron defendidas enérgicamente. El precio fue alto, pues muchos tanques fueron destruidos y cientos de soldados ingleses del London  Yeomanry, los Derbyshire, la Reina, y los Royal West Kent murieron. A lo largo de la jornada del 24 los británicos volvieron a atacar la Folgore con la 44.División y la Brigada de la Francia Libre, pero sin éxito. En la noche del 25 los ingleses atacaron de nuevo y el Folgore una vez más los rechazó, sufriendo graves pérdidas. A la mañana siguiente fue el turno de la 4ta Brigada (4/8th húsares, Greys, 1ra Krcc) de enfrentarse a los Folgore, perdiendo 22 tanques antes de retirarse. Al anochecer los británicos habían perdido 120 tanques y unos 1000 hombres (400 capturados). Durante esta batalla los paracaidistas Folgore, hombres enfrentándose contra monstruos de acero, lograron destruir los tanques británicos no sólo con los pocos cañones antitanques que tenían, sino también también utilizando bombas caseras hechas con botellas de petrol.!

Durante la noche del 26 los británicos volvieron a atacar las posiciones Folgore que intentan penetrar en el sector sur para atacar a los alemanes detrás de sus líneas. El Regimiento Green Howards, el Royal West Kent, la Brigada de la Francia Libre, el 4/8th Húsares Btn. y la Caballería Household participaron en este ataque. Algunas posiciones de ametralladoras Folgore fueron destruidas por los tanques que avanzaban, pero el ataque fue detenido finalmente por el fuego intenso y preciso de las armas anti-tanque de los italianos. El 27 de octubre se produjo el último ataque de la operación Lightfoot, en el cual algunas unidades de infantería británica y francesa fueron rechazados de nuevo con contra-ataques de los Folgore. En ese momento, los británicos habían tomado sólo la mitad de los objetivos previstos y tuvieron que parar debido a las pérdidas no aceptables que estaban sufriendo. El resultado de estas épicas batallas fue que cuando el Folgore entraba a pelear, los británicos no podian pasar.

El precio que tuvo que pagar la Div. Folgore pagar para detener a los británicos fue alto: cientos de hombres, entre ellos muchos oficiales, se perdieron. Después de repeler los ataques británicos durante la operación Lightfoot, el Folgore se quedó solo frente a la operación británica llamada "Sobrecarga", que consistía de un ataque armado masivo de parte de la 7ma División Acorazada "las ratas del desierto", de las Divisiones de Infantería 44 y 50 y de la Brigada de la Francia Libre.


Durante esta fase de la batalla una proporción de 1/20 se llegó a verificar, contra los Folgore. El 2 de noviembre Montgomery ordenó el inicio de "Sobrecarga", operación que se concentraría en el sector sur. El 3 de noviembre el Folgore recibió la orden de retirada a 25 km al Oeste, y así comenzó una lenta y difícil marcha de combate por los paracaidistas italianos. Todos estaban de pie, y las pocas armas que seguían operativas tuvieron que ser remolcadas a mano mientras se enfrentaban a continuos ataques. Los británicos exigieron varias veces el rendimiento de los Folgore, usando megáfonos poderosos, mediante los cuales le decían: "Ustedes son valientes soldados, al rendirse tendrán el honor de las armas, pero si continúan luchando y serán destruidos. No tienen ninguna posibilidad de resistir..!" Y cada vez, más y más fuerte, la respuesta de los paracaidistas era su grito de asalto: "Folgore!". Todo esto terminó el 6 de noviembre, cuando el último grupo organizado al mando del Coronel Camosso y el Mayor Zanninovich, rodeados por tanques británicos, terminaron sus reservas de municiones. Los oficiales ordenaron a todos que las armas fueran destruidas, y todavía algunos se negaron a rendirse. Todos los supervivientes se alinearon en posición de firmes, y en ningún momento agitaron banderas blancas. Algunos ojos soltaron lagrimas, llorando en silencio, pero estas eran lágrimas de hombres fuertes. Los británicos presenciaron esta escena conmovedora con admiración, ordenando un cese al fuego. Sólo 306 paracaidistas y oficiales todavía estaban vivos.


A las 14:35 del viernes 6 de noviembre de 1942 los británicos llegaron a los sobrevivientes de Folgore y les dieron el honor de las armas. Algunos grupos aislados de paracaidistas Folgore continuaron luchando hasta el 11 de noviembre sin rendirse, y otros pequeños grupos consiguieron unirse a la retirada del Afrika Korps, continuando su lucha en otras unidades. El 7 de noviembre, el General Hugues, comandante de la 44.División de Infantería, cuya unidad sufrió fuertes pérdidas contra el Folgore, se acercó a tres prisioneros italianos, uno de los cuales era el comandante de los Folgore, el General Frattini. El oficial británico saludó con elegancia a los 3 italianos, quienes correspondieron a su saludo. Hugues le dijo a Frattini: "Yo había oído rumores de que el comandante de la Folgore había muerto, me alegra saber que no es cierto." "Gracias", respondió Frattini. "También quiero decirles que, durante mi larga vida como soldado, nunca he conocido a hombres tan valientes como los paracaidistas de Folgore" añadió Hugues. A lo que Frattini respondió, otra vez: "Gracias". Los británicos y los tres italianos se saludaron de nuevo y todo el mundo se fue. Los sobrevivientes pudieron retener las armas personales que les quedaban, como un honor a su valentía. Increiblemente, una unidad de combate del tamaño de una brigada, destruyó prácticamente otra del tamaño de una división blindada, ocasionando más de 3,000 muertos a los aliados.!

Los paracaidistas italianos continuaron luchando valiente y eficazmente hasta el final de la guerra, algunos con los aliados y otros con los alemanes. Hoy día todo eso no se olvida, ya que Folgore es una de las unidades de élite de las Fuerzas Armadas italianas y ha participado en muchas misiones de paz. Cada año, los paracaidistas italianos celebran de la Batalla de El Alamein. Nunca una derrota fue tan gloriosa..!

Para conocer más/Fuentes:

http://deutsches-afrikakorps.blogspot.com/2011/04/italian-army-divisione-folgore.html

1 comentario: