King Tiger WSS

King Tiger WSS

sábado, 21 de abril de 2012

La audacia del Batallón SS-Fallschirmjäger 500/600



Soldado del Batallón
SS-Fallschirmjager 500
El Batallón SS-Fallschirmjäger 500 fue creado en Chlum, Checoslovaquia, en octubre de 1943. Este no fue el primer intento de formar un batallón de paracaidistas de la Waffen-SS, pues un fallido intento se llevó a cabo en 1937. Esta unidad de combate  se componía de voluntarios tanto de los elementos regulares de la Waffen-SS como de soldados que habían sido condenados por delitos militares menores, como quedarse dormido en una guardia, los cuales recibieron la oportunidad de redimirse en combate. Con frecuencia se ha comentado negativamente sobre el carácter del batallón, por ser, en principio, una unidad penal, pero la realidad es que esta fuerza de combate estuvo integrada en gran medida por voluntarios (más de la mitad). A los hombres deshonrados por faltas menores se les dio la oportunidad de recuperar sus rangos. La designación numérica del batallón era indicativo de una unidad de prueba.  
Soldado del Batallón
SS-Fallschirmjager 500

Bajo el mando del Sturmbannführer SS Herbert Gilhofer, el batallón fue enviado al Fallschirm-Schule Nr.3 de la Luftwaffe en Mataruška Banja, Yugoslavia, para  entrenamiento de salto, en noviembre de 1943 y más tarde completaron su formación en Papa, Hungría. Fueron asignados de vuelta a Yugoslavia, donde tomaron parte de las operaciones anti-partisanos hasta abril de 1944, cuando los preparativos para la Operación Rösselsprung comenzaron, la cual estaba diseñada para matar  Josip "Tito" Broz. 
Soldado del Batallón
SS-Fallschirmjager 500


Debido a la falta de Junkers-52 y de planeadores, el batallón paracaidista fue lanzado en dos etapas, una a las 0700 horas y otra al mediodía del 25 de mayo de 1944. Otras fuerzas involucradas en la operación eran el XV Gebirgs Korps (7ma División de Montaña de la SS y la 1ra División de Montaña). Estas debían rodear la ciudad Drvar, junto a los miembros de las facciones yugoslavas opuestas a Tito y la 373ª División de Infantería (Croacia).  También se les unió una unidad de Brandenburger (comandos) y otra de comunicaciones de la Luftwaffe, que actuaría como servicio de inteligencia.
Soldados del Batallón
SS-Fallschirmjager 500

A las siete de la mañana del 25 de mayo, día en que se celebraba el cumpleaños de Tito, el Haupts-turmführer SS Rybka y 313 paracaidistas, divididos en 3 grupos, saltaron desde sus transportes sobre la ciudad de Drvar. Al no encontrar resistencia, en minutos aseguraron la zona de aterrizaje. Los planeadores  lograron aterrizar cerca del cuartel general del líder Tito, en las montañas cerca de Drvar. El ataque fue inicialmente una sorpresa, pero Tito logró escapar y los paracaidistas no tardaron en sufrir grandes pérdidas producto de los ataques de los partisanos que llegaron de las montañas. Durante toda la noche del 25 al 26 de mayo, el Batallón 500  combatió y repelió los ataques partisanos. Los hombres estaban agotados y muchos heridos, incluyendo al propio Rybka. Fue una noche muy larga pero al amanecer del día 26, una unidad de reconocimiento del 13 Regimiento de la División de Montaña  SS Prinz Eugen consiguió romper el cerco y relevar a los 200 paracaidistas sobrevivientes. Estos fueron enviados a Petrovac, donde nuevamente lucharon contra los partisanos, antes de ser enviados a Ljubljana para descansar en junio.
Elementos del Batallón
SS-Fallschirmjager 500 en Yugoslavia

No fue hasta principios de junio de 1944 que el batallón, ahora bajo el mando del Hauptsturmführer SS Siegfried Milius, repuso sus fuerzas y efectivos. A finales de junio el Batallón fue de nuevo movilizado y enviado al Frente del Este, siendo las bajas cubiertas por voluntarios. El 10 de julio de 1944, el Batallón 500, junto con un Regimiento de la División Großdeutsch-land, fue enviado a relevar a las fuerzas alemanas atrapadas en Vilna, la capital de Lituania. Este Kampfgruppe detuvo una ofensiva acorazada soviética, permitiendo la evacuación de los heridos así como el reaprovisionamiento de los defensores. El avance ruso se contuvo durante dos semanas hasta que los alemanes fueron obligados a retirarse de Vilna.
Soldado del Batallón
SS-Fallschirmjager 500

El batallón participó en el derrocamiento de Horthy en Hungría en unión al Batallón SS-Jäger 502. Se les envió a Gotenhafen, Prusia Oriental, para tomar parte en la ocupación de las islas Aaland en el Mar Báltico, pero la operación había sido cancelada cuando llegaron. Fueron trasladados a Riga y más tarde a Vilnius, donde participaron en intensos combates antes de ser enviados a Memel en octubre de 1944.
Batallón SS-Fallschirmjager 500 en Estonia
Luego de haber sido disuelta la unidad en octubre de 1944, los integrantes del Batallón 500 fueron adicionados al Batallón SS-Fallschirmjäger 600. La redesignación se debió ya no quedaban tantos criminales militares en sus filas, por lo que se suprimió el estatus provisional de la unidad.
Elementos del Batallón SS-Fallschirmjager 500
junto a un T-34 inutilizado en Grabo
w

La recién redesignada unidad volvió a la acción en la Ofensiva de las Ardenas cuando dos de sus compañías se agregaron a la 150ª Brigada Panzer de Otto Skorzeny. Después de esta fracasada operación los restos del batallón fueron enviados al Frente del Oder para tomar posiciones en el este y  tratar de detener las fuerzas soviéticas. El batallón permaneció en el este hasta el 1 de abril de 1945 cuando fue obligado a retirarse hacia el oeste debido al fuerte empuje soviético.
Soldado del Batallón
SS-Fallschirmjager 500 con el
uniforme de Tito


Tras combatir en el noreste de Berlín a finales de abril, los paracaidistas fueron asignados a cubrir la retaguardia de las fuerzas alemanas en retirada desde el Frente del Oder. 

Estos soldados utilizaban los uniformes y gorras de la Waffen-SS junto a las batas de salto de la Luftwaffe. También utilizaban cascos M38, a los que usualmente le removían las águilas de la Luftwaffe. No se conocen fotos de estos cascos con las runas de la SS. La mayoría de los soldados removían las águilas de la Luftwaffe de sus batas, y por lo menos existe una foto de un grupo de soldados con el águila de la Waffen-SS en su delantal.
Batallón SS-Fallschirmjager 500 en Budapest
No obstante su corta historia, el Batallón de Paracaidistas SS 500/600 estuvo involucrado en fuertes combates en Yugoslavia, las Ardenas y el Frente del este. Los méritos en el campo de batalla de sus miembros durante los últimos meses de guerra, convirtieron  esta formación en una unidad élite, que combatió sin pausa hasta el final de la guerra. 
Batallón
SS-Fallschirmjager 500

A principios de mayo de 1945 estos soldados consiguieron finalmente rendirse a las fuerzas americanas y no caer en manos de los soviéticos.

Sus comandantes fueron:

SS-Sturmbannführer Herbert Gilhofer 
SS-Hauptsturmführer Kurt Rybka 
SS-Hauptsturmführer Siegfried Milius 

Para conocer más:


http://www.zweiterweltkrieg.org/phpBB2/viewtopic.php?t=685

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada