King Tiger WSS

King Tiger WSS

martes, 17 de septiembre de 2013

El enigma del Tarnjacken o smock marrón ladrillo de la Waffen SS




Posible smock marrón ladrillo en uso
El debate sobre la autenticidad de éste smock de camuflaje de la Waffen SS tiene más de 30 años. No se han puesto de acuerdo aún los expertos y coleccionistas de militaria alemana al respecto, y al presente existen dos bandos contrarios, los cuales nutren sus respectivas posturas en base a la interpretación de la evidencia disponible. Los orígenes de esta pieza son oscuros. Su entrada al mundo del coleccionismo militar data de alrededor del 1980, según veremos. Una pregunta que no ha sido finalmente contestada es si éstos smocks fueron fabricados antes del mes de mayo de 1945, para el uso de la Waffen SS, o si por el contrario, se trata de una pieza fabricada con posterioridad al 1945, para uso de otro ejército, como prenda de vestir de recreadores, o como una falsificación. 

Smock marrón ladrillo originalmente
en un museo de Belgica
Muchos de éstos smocks fueron encontrados con los bolsillos marcados internamente, pero también se han identificado ejemplares sin marcas. Se han verificado algunos con marcas blanqueadas, marcas cortadas y en ocasiones tachadas con tinta. La razón por la cual algunos están estampados y otros no, es un misterio. En Alemania se comenzaron a vender alrededor del año 1980 por los comerciantes secundarios a razón de $250.00 dólares, quienes a su vez tuvieron que haberlos comprado por mucho menos. El rumor era que fueron importados del Este. Hoy día se venden muy por debajo de los demás smocks, entre $1,000.00 y $3,000.00, debido a la controversia que les rodea, aunque están soplando vientos de cambio favorables en cuanto a su autenticidad. 
Recreadores usando smocks
marrón ladrillo

Al analizar un smock de éstos, resalta a la vista el exquisito patrón de camuflaje que le fue imprimido. Su material es un fuerte tipo de canvas de algodón, llamado “doek” en holandés (cotton duck en inglés) y el interior de los bolsillos está hecho de HBT o sarga de espiga de un tipo muy peculiar. Sin embargo, los materiales de este smock son distintos a los utilizados en otros ejemplares usados por la Waffen SS, lo que, por supuesto, no implica que sean reproducciones, pues entre los smocks aceptados como originales existen variantes en la calidad y tipo de material de confección. Algunos le llaman smock rosado, a pesar de que no tiene tonalidades rosadas. Sus tonalidades incluyen el color marrón ladrillo, óxido, verde, gris y carmín. De hecho, todas las tonalidades de esta tela se observan en otros tipos de camuflaje usado por la Waffen SS, aunque no en esta misma combinación.

Algunos aseguran que el color marrón ladrillo es una variante del tono similar hallado en la tela de camuflaje italiano usada por la WSS en cierto tipo de parka y otras prendas de combate. No cabe duda de que el color y el diseño es excelente para confundirse con las hojas de abedul en el otoño y el verano del norte de Europa. Cualquiera que resida en Polonia o Rusia de seguro confirmará que en las zonas norteñas existe un sinnúmero de bosques de abedul. 

A pesar de que esta prenda de camuflaje no tiene colores rosados, existe otro patrón de la SS que si los exhibe, por lo que aún dicha tonalidad no es una fuera de lo común. Tómese como ejemplo el camuflaje de los conjuntos de algodón peinado (brushed cotton) de 4 bolsillos en puntitos (dot) de la Waffen SS, los cuales debido a su combinación de colores, fueron descartados y catalogados por algunos en la década de 1970 como reproducciones, al no poder imaginar la razón para utilizar un tono rosado en un conjunto de ropa de batalla. Hoy en día solo la chaqueta de este conjunto se vende como original por alrededor de $4,000.00 en buena condición. 

El smock marrón ladrillo en si coincide con las especificaciones del smock del primer patrón M-42. Según lo dicho, el material es un poco diferente a las 3 o 4 variaciones del material de smock conocidas, las cuales son entre sí también diferentes. El patrón de camuflaje es casi identico al oakleaf u hoja de roble A. El oakleaf es un esquema de camuflaje derivado del plane tree, y el oakleaf A es a su vez una variación del patrón  oakleaf B. 
Recreador

El origen de los smocks marrón ladrillo es sumamente incierto aún. Sin embargo, la llegada de éstos al mundo del coleccionismo militar se remonta al 1980. Un comerciante de militaria llamado Johannes Floch encontró varios centenares de piezas en Checoslovakia en pacas. Algunos estaban carcomidos por roedores, pero los del medio de la paca estaban en excelente condición. Todos fueron lavados para poder obtener documentos de exportación hacia Austria, según se dice. Tan pronto los primeros ejemplares llegaron a las manos de los más experimentados coleccionistas de camuflaje de la Waffen SS, la mayoría concluyó que no podían ser originales pre-1945 debido a que los materiales y patrones de color eran distintos a los smocks conocidos. De igual manera, las estampas inusuales, que no eran comprendidas en esa época, abonaron a la teoría de que no eran auténticos. En el interior de algunos ejemplares se conservan marcas y estampas que han sido identificadas como de museo, estudio de cine y dependencia militar rusa, al igual que otras piezas de ropa militar alemana auténtica de la época. También se alegaba y se alega que el material HBT de los bolsillos es diferente a otros smocks, en adición a que no se conoce de un zeltbahn, cubierta de casco o gorra en esta misma combinación de colores y material. En fin, la mayoría de los lotes encontrados parecen no haber sido circulados nunca, lo que explicaría que no se conocían ejemplares antes de 1980. A esto hay que añadir que dado el lugar donde fueron encontrados, es facil deducir que la idea era distribuirlos en el Este a las tropas de la WSS que estaban combatiendo contra los rusos. Si partimos de la premisa de que éstos smocks fueron producidos en 1942 o 1943 (obsérvese la variación en la solapa de los bolsillos), hay que dudar que muchos regresaron al Oeste despúes de 3 años en Rusia, pues la vida útil de un smock se calcula en 6 meses, dependiendo de las condiciones e intensidad del uso. 

Una de las teorías más sonadas es que los alemanes produjeron este smock en particular a finales del 1944 o principios de 1945, y debido a problemas de logística y transportación no tuvieron tiempo o los recursos para distribuirlos en masa. No obstante, se presume que generalmente los smocks no fueron producidos tan tarde en la guerra, debido a que fueron reemplazados por uniformes de camuflaje de cuatro bolsillos en esa etapa. Se dice que a finales de la SGM, los únicos artículos fabricados en material algodón “doek” o cotton duck eran las cubiertas de casco y los zeltbahnen. Es importante notar que los alemanes eran los lideres a nivel mundial en tecnología de teñido, por lo que muchas de sus patentes fueron a parar a manos de los aliados. Los tintes que inundaron el mundo durante la década de 1960 fueron producto de los adelantos alcanzados por Alemania a raíz de experimentación que duró hasta el 1945, particularmente en el desarrollo del camuflaje de la Waffen SS. A esto se debe el hecho de que el teñido en muchos smocks luce moderno, ya que los alemanes se encontraban a años luz del resto del mundo en esta ciencia aún en 1943. 

Otra alternativa que se ha mencionado, particularmente por los que alegan que el smock fue creado posterior al 1945, es que fue producido por y para el Ejército de Checoslovakia en la década de 1950. A pesar de que la teoría es interesante, luce irreal e improbable. En primer lugar, existen muchas razones por las cuales los ejércitos prefieren estandarizar sus esquemas de camuflaje, siendo la principal evitar que su soldados sean aniquilados por sus propios camaradas o sus aliados, tal y como secedió con los primeros soldados estadounidenses que usaron ropa de camuflaje en Europa durante la guerra, los cuales fueron confundidos con tropas de la Waffen SS. En segundo lugar, al Ejercito Checo se le atribuye con mucha frecuencia un sinnúmero de artículos de manera equivocada que realmente fueron producidos por Alemania durante la guerra. Ha sido recientemente que muchos de éstos han sido reconocidos como lo que en realidad son. Tambien se ha dicho, sin aparente fundamento, que los fabricó Berman & Nathan, en Londres, en el 1980. 
Smock marrón ladrillo sobre un smock hoja
de roble B para comparación
Examinemos las seis (6) alegaciones de mayor peso que se han hecho en contra de la autenticidad de los smocks marrón ladrillo, al igual que las contra alegaciones y defensas de los expertos que creen en su autenticidad. 

1. “El material HBT-sarga de espiga y el doek o cotton duck del smock marrón ladrillo es diferente al de otros tipos de smocks” 

La realidad del caso es que en todos los países del mundo existían versiones del HBT y cotton duck durante las décadas del 1930 y 1940. De hecho, mucho se ha escrito y discutido de la incautación de los materiales italianos para el uso de la WSS a finales de la guerra, pero no mucho se dice del uso de materiales incautados o fabricados en los más de 15 paises ocupados por Alemania. Lo que ésto significa es que para aclarar la controversia no deben ser determinantes las diferencias en materiales, pues, según lo dicho, existen diferencias entre el tipo y la calidad del material con que están fabricados muchos de los smocks universalmente aceptados como originales. Es decir, las diferencias en patrones, materiales y colores de manera aislada no son fundamento suficiente para refutarlos. 

Se puede estipular que el material de los smocks ladrillo no es identico a otros smocks de la SS. Sobre esto no existe controversia. Sin embargo, tampoco debe existir controversia que entre un smock fabricado en 1938, cualquiera que sea, y uno fabricado en 1940, también existen diferencias. De igual manera, un smock fabricado en 1940 es diferente a uno creado en 1942 o 1943. Algunos apuntan a que éstos ejemplares fueron comisionados a una fabrica de textiles en un país ocupado, lo que explicaría la diferencia de materiales. De ser este el caso, sería absurdo esperar que los smocks ladrillo exhibieran las mismas características y materiales de los smocks fabricados en Alemania. De hecho, no se conoce ningún uniforme alemán fabricado en un país ocupado que sea exactamente idéntico a su contraparte fabricado en Alemania. Es común encontrar diferencias en la textura de la lana, los forros, los colores y otros detalles, y esto no implica que sean falsos. 

Es importante señalar que en ciertas épocas, la SS tuvo muchas dificultades en conseguir la cantidad y calidad de tela doek o cotton duck necesaria para suplir sus necesidades. Esto lo discute Andrew Mollo y otros investigadores-autores-estudiosos del tema. En esa misma línea, se sabe que los alemanes utilizaron extensamente, aunque de manera extraoficial, material doek o cotton duck incautado, que era de menor calidad en comparación con la tela similar de origen alemán. No es difícil imaginar una situación en la que la SS se topara con, digamos, 5,000 metros de tela de algodón en una fábrica de Polonia o Checoslovakia, y decidiera utilizarla. También es importante recordar que en esa época existían múltiples variantes de HBT en el área geográfica de influencia alemana, que era material barato y fácil de obtener. Lo que si resultaría descabellado pensar es que la SS envió rollos de HBT de sus propios molinos a países extranjeros ubicados a cientos de millas de distancia, para ser usados en fábricas bajo contrato. 

Otro argumento que favorece y explica las variantes en el material del smock marrón ladrillo es el hecho de que en Noruega existió durante la guerra el SS Bekleidungswerk Nord, situado en Oslo, fabricante de todo tipo de uniformes y gorras de la SS. A pesar de que es desconocido para la mayoría de los coleccionistas, una compañía llamada WC Møller en Drammen, fabricó parkas oakleaf con capuchas y forro interior en piel de oveja. Los parkas fueron creados para el 4. SS Politikompani en 1944. La tela de oakleaf usada en estos parkas difiere del oakleaf estándar alemán en su textura, al igual que en el caso que nos ocupa. Después de la guerra, esta ropa fue usada por la guardia nacional de Noruega. Este caso claramente ilustra la diversidad de materiales usados por la SS para su ropa durante la SGM. De manera similar, la fabricación y el uso de parkas de la SS en camuflaje italiano es otro ejemplo de uso oficial y evidenciado de tela extranjera por la Waffen SS. 

En síntesis, las diferencias documentadas en la tela doek o cotton duck usada en éstos smocks no son significativamente mayores que las halladas en otros smocks y seltz de la Waffen SS. Ha quedado demostrado que existen diferencias reales en calidad, composición e incluso la construcción de los uniformes alemanes en cotton duck, incluyendo la WSS. Algunos tipos son más livianos, otros tiene un contenido de rayón mayor y otros son de textura más gruesa. El propio A. Mollo ha documentado la crisis de la SS en obtener tela cotton duck entre el 1942/43. No es difícil imaginar que la SS tuvo que incautar material de otros paises ocupados por Alemania, bajo presión. Un sinnúmero de otros artículos fueron creados y utilizados de esta manera. 

Autores del calibre de A. Mollo y Michael Beaver han escrito que en 1942 la SS fue incapaz de satisfacer la demanda para el suministro de smocks para sus divisiones por razón de la escasez de tela doek. Esta deficiencia se combinó con el hecho de que a mediados del 1942 el tamaño de la Waffen SS se triplicó, por lo que surgio la necesidad de equipar alrededor de 8 divisiones a finales de 1943. El propio SS-Obergruppenführer Oswald Pohl, Jefe del SS-Wirtschafts-Verwaltungshauptamt o el Departamento Administrativo de la SS a cargo de las finanzas, proyectos y suplido de la Allgemeine SS, recomendó e insistió en que la SS debía utilizar otros materiales distintos al doek si se aspiraba a equipar a las tropas de combate con smocks. La SS tenía mano de obra suficiente, el problema era la escasez de materia prima y hasta cierto punto la capacidad industrial. Estos datos estan ampliamente documentados. Entre las alternativas para resolver el problema se mencionaba utilizar algodón HBT, entre otros. Así, la administración de suplido de la WSS no solo utilizó facilidades en paises ocupados para aumentar sus capacidades de producción, si no que utilizó materiales extranjeros disponibles en naciones distantes según sus necesidades. 

Lo anterior nos obliga a considerar que la tela del smock marrón ladrillo es viable como material anterior pre-1945. Al compararlo con la tela de zelt, la cual varió durante la guerra, es evidente que la tela del zeltbahn es más fuerte, sin embargo, es innegable que el material del smock es tan bueno y fuerte como las telas usadas para los smocks del Heer y para la ropa de invierno de la SS. Un factor importante es que aparentemente el material de los smocks marrón ladrillo estaba disponible, en una época de escasez. 

Un dato muy interesante es que los patrones de camuflaje de estos smocks fueron imprimidos utilizando un proceso de rodillo de impresión, el cual es uno costoso, requiere unas facilidades significativas y por lo regular necesita máquinas industriales. El fabricante de estas piezas, consecuentemente, tuvo que invertir sumas considerables de dinero en los materiales, teñidos, patrones de impresión, máquinas de coser de doble aguja, mecanismos de distribución, y otras áreas del proceso. Lo más probable es que la fabricación de estas piezas se llevara a cabo bajo supervisión estatal-militar. En ese sentido, la mayoría de estos smocks claramente muestran un cosido con un tipo de hilo diferente al hilo usado para fabricar las solapas de los bolsillos, que a su vez es diferente al hilo utilizado para unir las solapas al cuerpo de la pieza. Todo éste proceso es característico de un ambiente industrial en la medida en que el ensamblaje de la prenda se llevó a cabo en diferentes estaciones de trabajo. Existen testimonios documentados de prisioneros del campo de concentración en Ravensbruck que revelan el establecimiento de cuotas de producción en cada estación de trabajo. Un prisionero usualmente empezaba a trabajar en la estación que requería menos destreza, como la de coser las solapas, y de ahí podía ser trasladado eventualmente a otras estaciones que requerían mayor destreza debido a su complejidad. 

Existen varios excenarios lógicos que pueden explicar las mencionadas y tan citadas variantes. Y el más lógico presume, según lo antes dicho, que fueron fabricados mediante contrato en una facilidad fuera de Alemania, dentro del Reich. De ser éste el caso, también quedaría explicado el nivel de detalle en su construcción. Es evidente que si estas prendas fueron creadas por replicadores, al final del camino no pudieron recuperar su inversión y mucho menos obtener ganancia, dado el hecho de que los ejemplares se vendieron a menos de $100.00 cada uno en 1980 a ciertos mayoristas en Alemania, y quizas a un precio mucho menor. 

Este lote de smocks claramente no fue fabricado en las facilididades o la facilidad alemana que tradicionalmente los producía en masa para la WSS. Tampoco se crearon con material que hubiera quedado como excedente de producción. Esta tela fue imprimida específicamente para este tipo de smock. 

Conclusión: la diferencia en materiales de construcción del smock ladrillo no puede ser la única razón para clasificarlo como una pieza posterior a 1945. 

2. “Los smocks marrón ladrillo no son originales debido a que su tela no tiene la misma capacidad impermeable de otros tipos de smocks.” 

Se ha dicho que los materiales del smock marrón ladrillo jamas hubieran sido utilizados por la WSS para su ropa de combate, debido a que supuestamente su capacidad para repeler el agua es menor que la de otros smocks. No obstante, este argumento se desploma cuando notamos que durante éste mismo periodo de tiempo la SS utilizó smocks fabricados exclusivamente en HBT debido a la escasez en tela doek, material que no tiene ninguna propiedad impermeable. 

A lo anterior hay que añadir que los smocks, por su naturaleza, no necesariamente son mejores debido a su capacidad de repeler el agua, a diferencia del zelt. De hecho, aún cuando se le diera un tratamiento impermeable a un smock, si el mismo se somete a un ambiente lluvioso, no protegerá al usuario contra la lluvia en un 100%. Por otra parte, si se utiliza un material demasiado pesado y ajustado para hacerlo impermeable, la pieza resultante será muy calurosa para su uso diario en condiciones de combate. 
Referencia de Bender en su libro sobre
 el smock marrón ladrillo
Existe un mito que debe ser aclarado. La tela usada en los smocks fabricados en Alemania no es impermeable. O sea que si damos por hecho que la tela del smock marrón ladrillo no es 100% impermeable, eso no representa evidencia de carácter adverso en su contra. Otro factor que pudo haber influido es que la aplicación del tratamiento químico basado en cera llamado Peristol, cuyo propósito durante la época de guerra era la impermeabilización, pudo haber sido víctima del lavado del que fueron objeto éstos smocks una vez salieron de la cortina de hierro. 

Conclusión: La impermeabilidad no es un requisito sine qua non o indispensable para autenticar un smock de la Waffen SS. 

3. “Los smocks marrón ladrillo no son originales debido a que no se conoce zeltbahn, cubierta de casco o gorra en esta misma combinación de colores y material” 

La realidad es que existen otros patrones de smock y variaciones de las cuales no existen zelts o cubiertas de casco, y aún así se consideran como piezas auténticas pre-1945. Michael D. Beaver y otros autores así lo han reconocido. De hecho, algunos reconocen que fabricar cubiertas de casco y zeltbahns que correspondieran a cada tipo de smock no era la práctica universal, si no más bien una norma, que admite excepciones. 

Inclusive, algunas de las cubiertas de casco con patrones y materiales reconocidos que se encuentran en el mercado son réplicas post 1945 fabricadas con material original. 

Conclusión: No se puede afirmar que la existencia de cubiertas o inclusive zeltbahns en colores y materiales sobre los cuales existe consenso de autenticidad es prueba de una cosa u otra. 

4. “Los elásticos de los smocks marrón ladrillo son diferentes a los elásticos de cintura de otros smocks de la WSS” 

Falso. Exámenes de elásticos extraidos de éstos smocks reflejan que su construcción es consistente con los elásticos fabricados con anterioridad al 1945. Inclusive, se ha podido identificar la marca de fábrica. La pregunta relevante es si son alemanes. No obstante, se puede afirmar con seguridad que aún si no fueran alemanes, éstos provienen de algún lugar dentro del Reich. 

5. “No existen fotos de la época que muestren el smock marrón ladrillo en uso” 

En primer lugar, es un hecho que estas prendas de ropa no fueron fabricadas en masa, según los estandares de la Waffen SS y en comparación con otros. Existen records de manufactura que acreditan la producción de smocks cercana a los 8,000 en algunos meses. Claramente éste no fue el caso del smock marrón ladrillo. La fabricación o distribución tardía durante la guerra pudiera también ser una razón para esto, pues a finales de la guerra ya no era tan común la toma de fotografías, particularmente en el Frente del Este, donde se presume que fueron utilizados al menos algunos de ellos en 1943 según se especula. 

Además, hay que preguntarse: ¿Qué porciento de fotos originales de la época se conocen que muestran camuflaje oakleaf donde se puede ditinguir con certeza si es tipo A o B? Cuando se observan fotos de la SS que sobrevivieron en Frente Ruso en 1943, es muy difícil distinguir el tipo de camuflaje con precisión en más de un 30% de ellas. La realidad es que existe una buena posibilidad de que se conozcan fotos de este tipo de smock las cuales no han podido ser identificadas como tales por ser en blanco y negro. Miles de prendas de ropa tenían que ser fabricadas y distribuidas para poder tener una buena oportunidad de que una foto capturara uno de éstas piezas en uso y sobreviviera hasta nuestros días. Adicionalmente, si la gran mayoría de los smocks no fueron distribuidos, es prácticamente imposible contar con fotos en uso. 
Marcas interiores de algunos smocks
marrón ladrillo
No obstante lo anterior, existe una foto donde se aprecia un smock en uso idéntico al smock marrón ladrillo. Dicha imagen muestra un grupo de 4 soldados de la WSS en 1945 con sus respectivos smocks, en una trinchera. Si bien es cierto que no se puede asegurar con certeza de un 100% que sea el smock en controversia, debido a que es una foto en blanco y negro, no es menos cierto que muy bien pudiera ser la prueba final y definitiva. 

6. “Los smocks marrón ladrillo no son auténticos porque no se han hallado con sus cordones de ajuste” 

Este es un argumento sumamente débil. Si el criterio primordial para que un smock fuera auténtico es la instalación de cordones en el origen, o sea en la fabrica, quizas existieran hoy día una docena de smocks de la WSS originales en todo el planeta.! La realidad del caso es que es más sensato pensar que los cordones eran empacados aparte para ser colocados en el punto de distribución, o por el propio soldado, de forma tal que se acortara el tiempo de fabricación/ensamblaje y se pudiera distribuir más rápido a las tropas. 

Conclusión: Esta aseveración es muy pobre y se puede descartar de plano. 

Retomando el asunto de las marcas internas, es imprescindible destacar que las estampas encontradas en los smocks marrón ladrillo son identicas a marcas halladas en piezas universalmente reconocidas como auténticas pre-1945. 

Esto es evidencia de que muchos de éstos smocks conservan estampas propietarias que se encuentran en otras prendas de vestir de la época. Quiere decir ésto que los smocks marrón ladrillo estuvieron en los mismos inventarios de ropa militar alemana de tiempo de guerra, que otras ropas auténticas. 

Una de las marcas del smock es un triángulo, el cual se considera un simbolo estándar ruso, que se estampaba en los objetos capturados durante la guerra. También se puede ver en las armas capturadas. Otra de sus marcas es la palabra "фильм" que se traduce como película, lo que pudiera significar que los smocks fueron utilizados en una película de guerra rusa o en la industria de filmes militares. Otras marcas consisten de sellos redondos que han sido identificados como militares, pudiendo ser marcas de captura, marcas de uso, o de aceptación de almacenamiento en tiempo de guerra, u otro. 

Las aludidas marcas o estampas propietarias encontradas en los bolsillos de algunas piezas ofrecen otro dato digno de considerarse. La aparición de los smocks marrón ladrillo representa la primera vez que una pieza de ropa de la WSS exhibe dichas marcas, lo que implica que la teoría de que fueron creados post 1945 para engañar se debilita, ya que antes del 1980 nadie conocía de estas estampas de captura, museo, teatro o película proveniente del Este. Es decir, no existe razón alguna para estampar éstas piezas en o antes del 1980 con el propósito de añadir realismo a un smock falso, si dichas estampas no eran conocidas por los coleccionistas, estudiosos, investigadores, autores y conocedores de militaria alemana, y no fue hasta despues de que la Unión Soviética se desmanteló que finalmente surgieron por vez primera artículos originales con estas marcas, provenientes de las ex-repúblicas soviéticas. 

Al aplicar un poco de ciencia al misterio, de igual manera ha surgido evidencia interesante que favorece la autenticidad del smock marrón ladrillo. Existen datos comparativos sobre su grosor o densidad en comparación con otros smocks considerados auténticos. Veamos: 

Smock M-40 en buena condición: 0.39 milímetros. 

Smock M-40 usado: 0.39 milímetros. 

Smock M-40 casi nuevo: 0.39 milímetros. 

Smock M-42 casi nuevo: 0.40 milímetros. 

Smock M-42 en buena condición: 0.40 milímetros. 

Smock marrón ladrillo M-42 en buena condición: 0.40 milímetros. 

Smock marrón ladrillo M-42 en mala condición: 0.40 milímetros. 

Evidentemente, la tela del smock marrón ladrillo tiene en términos generales la misma densidad que los smocks M-40 y M-42. Si bien es cierto que esto no es prueba, no es menos cierto que representa un dato significativo a su favor. 

Por otra parte, al examinar la tela con un microscopio, y al compararla con otras muestras de doek de la época, se pueden observar algunas diferencias entre unas y otras. Sin embargo, entre diferentes muestras de tela fabricada 100% en Alemania, se observan muchas diferencias también, lo que claramente demuestra que las diferencias identificadas no son prueba de falta de autenticidad. De hecho, es casi imposible que la fabricación de material en Alemania durante la guerra produzca una tela identica a otra fabricada en un país europeo bajo la influencia alemana, ya fuera en 1938 o 1943. Inclusive, existe testimonio de parte de expertos que observaron con detenimiento el material del smock marrón ladrillo en 1981, que tiende a indicar que en 1981 la tela tenía un aspecto y se percibía muy vieja. Una pieza fabricada en la epoca de 1970, por ejemplo, no puede igualar esa apariencia. 
Marcas similares en un pantalón
dot 44 auténtico
Otro detalle que se desprende del análisis microscópico de la tela es su naturaleza utilitaria y un tanto cruda, compuesta de un tejido estandarizado con un mínimo de acabado, frecuentemente observado en ropa militar de la época. De notar es la manera en que se cosieron los agujeros reforzados en la ranura del cuello y la línea de refuerzo perpendicular en los extremos de cada costura y punto de tensión del smock. Sencillamente es un trabajo extraordinario. 

Finalmente, al examinar minuciosamente el hilo y el cosido del smock, y compararlos con el hilo y el cosido de otros uniformes originales de la época, salta a la vista el hecho de que los smocks marrón ladrillo son de manufactura pre 1945. 

Lo anterior nos obliga a confrontar de frente la teoría de la falsificación con los datos concretos sobre la construcción y el detalle de los smocks marrón ladrillo. Si le damos credibilidad a la explicación convencional de que son meras copias de piezas originales, tendríamos que aceptar lo siguiente: 

Estos smocks llegaron a Austria en lotes de piezas bien construidas, como contrabando, desde una frontera con el bloque comunista...tras una inversión considerable para habilitar una planta de impresión de tela, conseguir materiales pre 1945, botones, elásticos, colorantes, hilos, máquinas de coser antiguas, etc...tras haberse llevado a cabo toda la labor de cortar, coser a mano, ensamblar, etc...tras el proceso de envejecer las piezas artificialmente, exponiendolas a roedores y polilla...tras añadir estampas “falsas” de la post guerra en los bolsillos, que nadie iba a entender o aceptar si no hasta 10 años después...tras lavárlos y pasarlos como contrabando a través de una frontera de la guerra fria a riesgo de arresto y procesamiento criminal...para al final del camino venderlos con perdida a quizas $50 por smock... 

No hay que ser un genio para concluir que tal escenario es absurdo e inverosimil..!

Existe un ejemplar del smock marrón ladrillo que ha sido documentado como proveniente del Victory Museum en Arlon, Belgica, del cual se provee una foto en éste artículo. Se dice que los dueños de dicho museo colectaron todo su inventario de lugares cercanos al mismo, y al finalizar la guerra lo abrieron al público. En 1989-90 el museo fue vendido, y la mayoría de los artículos de camuflaje de la Waffen SS fueron adquiridos por un coleccionista danes. Una de esas piezas era un smock marrón ladrillo que exhibía uso y desgaste en adición a multiples defectos de impresión, típicos de los métodos de la época. Se sabe que una incorrecta alineación de los rodillos, o la falta de colorante, ocasionaba estas imperfecciones. Este tipo de defectos no se encuentran en reproducciones, debido a que el falsificador lo que busca es igualar un patrón conocido a la perfección. 

No se alberga duda de que el patrón de camuflaje de la tela es diferente en ciertos aspectos a otros smocks conocidos, debido al tamaño del rodillo de impresión. La ausencia de otro tipo de material/patrón en los retazos utilizados para cubrir áreas pequeñas también los diferencia de otros smocks conocidos. Sin embargo, estas piezas fueron creadas con un grado de detalle excepcional y muy complejo. No se conocen reproducciones de la década de 1970 con este nivel de perfección. Inclusive, falsificaciones a este nivel de detalle no hubieran fracasado en igualar los colores y el patrón correcto. ¿Que sentido tiene pasar tanto trabajo para imprimir tales piezas, usando las máquinas correctas y la tela HBT para los bolsillos, para finalmente fracasar en los colores? Reiteramos que el nivel de detalle no es indicativo de una reproducción de hace 30 años atrás. Mucho menos estamos frente a una pieza fabricada para recreadores, ya que la ropa para recreaciones militares no se produce a ese nivel de detalle, por ser innecesario, y tampoco se “equivocaría” en los patrones y colores de camuflaje. 

Por otra parte, smocks auténticos de seguro exhiben variantes atribuibles a las cambiantes condiciones de producción de tiempo de guerra, y la contratación de productores nuevos/extranjeros. Dicho de otra manera, la gran interrogante que tienen que contestar los que no creen en la autenticidad del smock marrón ladrillo es la siguiente: ¿Por qué razón se fabricó una falsificación a este nivel de perfección en cuanto a detalles, y ni siquiera se intentó igualar un modelo de smock conocido y aceptado en el mundo de la militaria alemana? ¿Para que un falsificador creó un smock que no es copia de otro modelo, si no más bien una prenda de ropa militar robusta y funcional con sus propios méritos? 

En el caso de los rodillos de impresión, no es dificil pensar que una fabrica de textiles de Polonia, Checoslovakia o Hungría utilizada por la WSS bajo contrato tuviera disponibles rodillos que fueran 5 o 10 cm meas largos que los usados por la SS. Esto explicaría la evidente diferencia entre los patrones de la tela del smock marrón ladrillo en comparación a otros smocks. Por supuesto, lo anterior en forma alguna es evidencia de que esta pieza fue fabricada post 1945, pues nadie ha documentado a todos y cada uno de los productores de material de camuflaje de la SS. 

Usando el razonamiento anterior, no cabe duda de que éstos smocks no son utilería de películas de la post guerra. Una cosa es que se hayan utilizado en un filme, y otra cosa es que se hayan creado para el filme. Es imposible e innecesario que se hayan creado semejantes prendas, al grado de detalle y calidad, para aparecer en una película. Conocido es que las estampas “Stani” y otras marcas de inventario fueron aplicadas a otros materiales militares excedentes de la SGM incautados por el gobierno y asignados a los estudios de cinematografía Checos. El ejemplo mejor conocido son las cientos de gorras de oficial SS M-43 en material italiano, que se conocieron por primera vez a finales de la década de 1980 y principios de los 90’s, cuando surgieron de los inventarios de Stani en Checoslovakia. Nadie tiene dudas de la autenticidad de éstas hoy día. 

En síntesis, los siguientes datos sobre el smock marrón ladrillo son conocidos y aceptados por la mayoría de los expertos: 

1. Cientos de éstos smocks aparecieron simultáneamente en 1980 a sur de Alemania. 

2. Todos habían sido lavados recientemente. 

3. Muchos tenían daños ocasionados por roedores, manchas, elasticos podridos y otros daños atribuidos al hecho de haber permanecido en la parte de afuera de los paquetes de smocks por 35 años. La mayoría estaban en buena condición, debido a que provenian del interior de los paquetes donde se preservaron contra el aire, el polvo y los roedores. 

4. Los detalles de manufactura, tales como el forro de los bolsillos, las mangas, el cocido de refuerzo, los refuerzos de los botones, las marcas de los botones y el material eran y son de un calibre y una exactitud desconocida y nunca vista en las reproducciones de la época, y aún hoy día no han sido igualados en muchos aspectos. 

5. Algunos smocks tienen estampas propietarias rojas y negras en uno de sus bolsillos y otros tienen las marcas tachadas o removidas. 

6. En el 1980/81 estas piezas se vendian a la mitad del precio alcanzado por otros originales, debido en parte a que su entrada al mercado fue en varios cientos. 

¿En esta etapa, a qué conclusiones podemos llegar al analizar de forma sosegada todos los datos disponibles? Exploremos las siguientes posibilidades: 

1. La única forma de probar que estos smocks son réplicas post 1945 es identificando las personas que los crearon, o encontrando algo en los colorantes o materiales que indique más allá de toda duda que son de fabricación moderna, por no haber existido antes de 1945. 

2. La mejor manera de provar que son originales es identificando un ejemplar en manos de un veterano que lo haya conservado hasta nuestros días. 

3. Existen varias razones lógicas por las cuales un grupo de varios cientos de smocks fuera almacenado al final de la guerra sin ser distribuido. De hecho, cientos de miles de artículos sufrieron este destino. Por ejemplo, al final de la SGM quedaron sin usar 40,000 cascos tropicales del 2do modelo. Se puede especular que si la orden de fabricación fue por, digamos, 2,000, y 1,500 fueron distribuidos a 3 o 4 batallones en el Este a mediados de 1943, posiblemente el resto se almacenó en un depósito de la SS en Polonia o Checoslovakia, hasta que fueron incautados por los rusos, checos o polacos. 

4. El patrón no parece ser uno experimental, si no una adaptación de un patrón existente a unos rodillos de impresión de mayor tamaño. 

5. Los colores son diferentes a otros ejemplares, al igual que muchos otros artículos de camuflaje alemán. 

6. No existe duda de que son únicos. Son diferentes a cualquier smock conocido, pero también son diferentes a cualquier réplica conocida. 

7. Las variaciones en materiales, tintes, esquemas y colores, más que la excepción, eran la norma en cuanto al camuflaje de la WSS. 

De igual manera, quedan una serie de interesante preguntas sin contestar: 

1. ¿Si estos smocks, a pesar de su magnifico patrón, son reproducciones, creados para engañar y confundir a los coleccionistas, donde está la segunda generación de reproducciones que rectificó los errores de esta primera generación? 

2. ¿Si son falsificaciones, porqué solo un pequeño número fue fabricado? 

3. ¿Cómo pudieron lograr un nivel de sofisticación tan alto en la creación de los smocks, y al final fracasar en imitar los colores de otros smocks originales? 

Existe un relato de un coleccionista e integrante del grupo Wehrmacht Awards.com muy provocativo, que explica muy bien el orígen del smock marrón ladrillo. En una ocasión, éste coleccionista se encontró con Johannes Floch en el show de militaria MAX en Pennsylvania, EEUU, y le preguntó por los controversiales smocks “rosados”. Johannes confirmó que en efecto, él había adquirido esos smocks muchas años atrás de manos de un contacto en Checosolvakia, que algunos estaban en paquetes, y otros estaban sueltos. Su entendimiento era que dichos smocks probablemente venían de la “puerta trasera” de un estudio de filmación. El aseguró que no tenía nada que ver con su fabricación. También aseveró que siempre pensó que eran reales, y que sencillamente eran materiales incautados por los rusos, que finalmente terminaron en manos de un estudio en el Este. 

En otra ocasión, éste mismo coleccionista sostuvo una conversación con un viejo coleccionista cuya experiencia en militaria es extensa e incuestionable. Esto fue lo que el individio expresó al respecto: “los smocks café-tierra de la SS aparecieron en el mercado más de 30 años atrás. Yo compré uno en 1981, y tenía una estampa que decía: "ЛЕНФИЛЬМ", que quiere decir LENFILM (que es un estudio de filmación en Leningrado, hoy día St. Petersburgo). Cuando la gente comenzó a decir que eran reproducciones, cambié el mio. Varios años después, visite el departamento de vestuario de Lenfilm y tuve la oportunidad de preguntarle a su jefe si ellos habían tenido en sus inventarios smocks de camuflaje alemán, y le mostré una foto del mio. El director lo reconoció, y me dijo que en un momento dado habían tenido entre 50-60 de esos smocks, pero que los habían vendido o transferido a finales de los 70’s cuando él comenzó a trabajar en Lenifilm (la práctica de intercambiar vestuario siempre ha sido común entre los estudios, en cuyo caso el nuevo estudio estampaba la pieza con su sello, encima del anterior). Cuando le pregunté si esos smocks los habían fabricado en Lenfilm, el director encontró mi pregunta muy cómica y me dijo que no. Varios empleados viejos de Lenfilm recordaron esos smocks y me dijeron que los habían obtenido del Ministerio de Defensa ruso. El director verificó sus records de accesión y me dijo que en efecto, el estudio había recibido los smocks del MOD en 1947.” 

Si le damos credibilidad a esta historia, tenemos que concluir que los smocks marrón ladrillo son auténticos artículos pre 1945 fabricados y posiblemente usados por la Waffen SS. No cabe duda de que algunos expertos continuaran arrojando duda sobre la autenticidad de este smock, mientras que otros defenderan su originalidad. En el texto "Waffen SS UNIFORMS AND EQUIPMENTS" de Andrew Steven y Peter Amodio, se hace una referencia a este tipo de smock. Sin embargo, otros autores omiten hacer alusión al mismo. 

No cabe duda de que estas piezas son diferentes a otros smocks de hoja de roble de la WSS, pero decir que debido a esto no pueden ser de fabricación anterior al 1945, es una conclusión errada. Esperemos que algún día se despejen las dudas sobre este excepcional smock de combate, de forma tal que pueda ocupar su justo lugar entre sus contemporáneos. 

Sea usted el juez...

Para más información/fuentes: 

"Waffen SS UNIFORMS AND EQUIPMENTS" de Andrew Steven y Peter Amodio

http://www.wehrmacht-awards.com/forums/showthread.php?t=260576 


No hay comentarios:

Publicar un comentario