King Tiger WSS

King Tiger WSS

domingo, 7 de noviembre de 2010

La ferocidad de la División 12.SS Panzer Hitlerjugend


Emblema de la 12.SS HJ
La División 12.SS Panzer Hitlerjugend (Juventud Hitleriana) fue una unidad de combate blindada de la Waffen SS, que vio acción en ambos frentes durante la Segunda Guerra Mundial.

Como División de combate, la Hitlerjugend fue única debido a que la mayoría de sus jóvenes soldados eran integrantes de las Juventudes Hitlerianas que habían nacido en el 1926, mientras que los suboficiales y los oficiales eran en general veteranos del Frente Oriental.
 
 

La idea de una División de la Waffen SS compuesta por miembros de la Hitlerjugend (HJ) fue propuesta inicialmente por el SS Gruppenführer Gottlob Berger, en enero de 1943. Berger se acercó al Reichsführer Heinrich Himmler con la proposición, y Himmler pronto se convirtió en un entusiasta defensor de la misma.
Poster de reclutamiento de
la 12.SS HJ

El plan para una División de combate integrada por todos los miembros de la HJ nacidos en 1926 pasó a Adolf Hitler para su aprobación. Hitler se convirtió también en un entusiasta de la idea, y el 10 de febrero de 1943, la orden oficial para la creación de una División HJ se emitió. Berger fue nominado inicialmente como Comandante de la División, sin embargo, Himmler terminó eligiendo al veterano SS Oberfuhrer Fritz Witt de la División 1.SS Panzergrenadier Leibstandarte SS Adolf Hitler (LSSAH).

Para escoger el emblema de la nueva unidad se llevó a cabo una competencia. El diseño ganador, elegido entre miles de entradas, muestra la runa Sig de la Hitlerjugend cruzada por una llave, que a su vez es la insignia de la División 1.SS Panzergrenadier LSSAH.
12.SS HJ

Ya para el 1 de septiembre de 1943, más de 16,000 reclutas de la HJ habían completado su entrenamiento básico de seis semanas, por lo que fueron integrados a la División SS Hitlerjugend Panzergrenadier. En la medida en que la formación de los jóvenes continuó en Beverloo, Bélgica, la División fue notificada que sería creada como una unidad Panzer en lugar de una Panzergrenadier. Por ello, la nueva División fue redesignada SS Panzer Hitlerjugend. Muchos de los reclutas eran tan jóvenes, que se les suministraba dulces y caramelos en lugar de tabaco y una ración de alcohol, que era lo típico entre las tropas. A finales de octubre de 1943 la División recibió su denominación definitiva, como la 12.SS Panzer Hitlerjugend.
12.SS HJ

A pesar de que los miembros de la HJ estaban comprometidos fanáticamente con los ideales del NSDAP, en un principio carecían de aptitud militar. Para proporcionar conocimiento experto a la División, los veteranos de la  División LSSAH 1.SS Panzer fueron asignados a la División Hitlerjugend como oficiales y suboficiales. La capacitación de la División fue inusual. Witt, dándose cuenta de que la unidad tenía que estar lista para el combate lo más rápido posible, ignoró muchas reglas y regulaciones y en su lugar concentró el entrenamiento en escenarios de combate realistas y ejercicios con fuego real. Un resultado de esto fue que la moral de las HJ era excepcionalmente alta, y la relación entre los oficiales, suboficiales y las tropas era una informal, basada en confianza mutua y respeto.
12.SS HJ

En marzo de 1944, la HJ se consideró lista para el servicio activo y se le ordenó ir a Caen, en Normandía, donde se iba a integrar como parte del Panzergruppe West, que era la reserva de blindados alemanes.

A lo largo de la primavera de 1944, la División continuó los ejercicios de entrenamiento en la tranquila zona cerca de Caen, familiarizándose con el terreno. Este conocimiento resultó ser muy valioso en los próximos meses. El 27 de mayo, Witt celebró su cumpleaños 36 y su reciente ascenso a SS Brigadeführer. La pacífica atmósfera festiva que predominada cerca de Caen pronto se transformaría drásticamente.

A principios de junio de 1944, la División estaba lista para las operaciones de combate. La fuerza acorazada de la 12.SS HJ en esta época era de 81 Tanques Panther Ausf A / G y 104 Tanques Panzer IV Ausf H / J. La División también fue equipada con destructores de tanques Jagdpanzer IV/L70, tres prototipos de vehículos Wirbelwind (flak), junto con algunos cañones antiaéreos de 20mm, 37mm y 88mm, cañones autopropulsados Hummel, Wespe y SIG 33 y otras piezas de artillería remolcada. Sin embargo, su unidad de destructores de tanques, la SS Panzerjäger Abteilung 12, no estaba lista aún para la acción.

El 6 de junio de 1944, los aliados lanzaron la Operación Overlord, cuya meta era la invasión de Normandía. La División HJ, junto con la División 21.Panzer, eran las unidades blindadas que se encontraban más cercana a las playas del desembarco. Debido a que se requería de la autorización de Hitler para liberar las unidades blindadas, a la HJ no se le ordenó moverse al frente hasta las 1430 del 6 de junio. El avance de la HJ a las áreas cercanas a las playas de Juno y Sword se vió seriamente obstaculizada por el incesante bombardeo aéreo de los aliados. Los primeros elementos de la HJ finalmente llegaron a su área de ensamblaje cerca de Evrecy a las 2200 horas del 6 de junio.


El 7 de junio, el Regimiento 25 SS Panzergrenadier del SS Standartenführer Kurt Meyer ("Panzermeyer"), junto con el II. / Abteilung SS del Regimiento Panzer 12 asignado al SS Obersturmbannführer Max Wünsche, fueron apoyados por fuego de artillería y se le ordenó aplastar el avance de la infantería canadiense y dirigirse hacia la costa, que estaba a pocos kilómetros de distancia. A pesar de que destruyeron muchos tanques y arrasaron una compañía de  montañeses del norte de Nueva Escocia, el ataque no pudo detener el avance de los canadienses. Meyer había confiado en el efecto de los ataques rápidos que habían servido tan bien a sus unidades en el frente oriental, pero aquí, en Normandía, el conocimiento del terreno era el elemento clave para el ataque. El Regimiento 25 se había visto obligado a lanzar su ataque en el flanco del avance de los canadienses una hora antes de lo planeado por Meyer.
12.SS HJ

Sin el apoyo de otras unidades en sus propios flancos y sin inteligencia con la cual planificar el ataque, la ofensiva, que inicialmente fue exitosa, rápidamente perdió su impulso. El Regimiento de Fusileros Sherbrooke perdió más de 25 tanques Sherman en enfrentamientos con los tanques Panzer IV y las armas antitanque de la División 12.SS HJ en los primeros minutos del contraataque. La HJ logró empujar a los canadienses dos millas hacia atrás, pero el resto de los montañeses de Nueva Escocia detuvieron el avance del regimiento 25 y establecieron una firme defensa.

Las bajas en ambos bandos estuvieron balanceadas, sufriendo cada uno cerca de 80 muertos y unos 175 heridos o capturados. Fue una lucha dura y sangrienta.

Meyer estableció su puesto de mando en la Abadía de  Ardenas, cuyas torres proporcionaban una excelente visión del campo. En la tarde del 7 de junio, mientras Meyer  planeaba los próximos movimientos del Regimiento, unos 18 canadienses fueron interrogados y luego ejecutados en el patio de la Abadía. En total, más de 100 canadienses de varios regimientos han sido documentados como ejecutados después de rendirse a la 12.SS HJ. El Regimiento de Meyer se desplegó cerca de las aldeas de Authie y Buron, en puestos que cubrían el vital aeródromo de Carpiquet. Obligados a permanecer en el lugar para contener la brigada de los montañeses de Nueva Escocia, no estuvieron disponibles al día siguiente para apoyar el Regimiento 26 en sus ataques. El Regimiento permaneció en el mismo terreno hasta ser expulsado en combate mano a mano contra la infantería liviana canadiense el 8 de julio.
12.SS HJ

Esa misma fecha, el Regimiento 26 SS Panzergrenadier bajo el mando del SS Obersturmbannführer Wilhelm Mohnke llegó al campo de batalla. Los canadienses cruzaron detrás del Regimiento de Meyer y tomaron posiciones al oeste. Después de la planificación y el posicionamiento del Regimiento para una ofensiva poderosa, el Batallón I lanzó un ataque hacia Norrey-en-Bessin, zona defendida por los Fusileros de Regina de la 3ra División de Canadá. Sus órdenes fueron arrasar las posiciones de los canadienses y abrir una brecha profunda entre ellos y la división británica hacia el oeste. Una vez más, la falta de inteligencia actualizada y precisa sobre las posiciones canadienses se hizo sentir y esta vez los jóvenes de la 12.SS HJ fueron el blanco de un torbellino de fuego defensivo desde posiciones defensivas firmemente establecidas.

El ataque, lanzado a las 0330 horas, tuvo un éxito inicial limitado. La ausencia de coordinación entre las diferentes compañías de la 12.SS HJ les restó efectividad. A pesar de las fuertes bajas infligidas a las fuerzas aliadas, la artillería canadiense y el apoyo de las ametralladoras pesadas de los Montañeses de Cameron (Ottawa) y los Rifles de Regina repelieron el ataque alemán, por lo que las tropas de la SS tuvieron que retirarse.
12.SS HJ

A la derecha canadiense, el Batallón II atacó a los Royal Winnipeg Rifles, quienes defendían la aldea de Putot-en-Bessin. El Batallón logró entrar en el pueblo y rodear varias compañías, efectivamente sacando el Winnipeg de la aldea, ocasionándole 256 bajas, de las cuales 175 fueron hechos prisioneros. Sin embargo, un contraataque lanzado a las 2030 horas por los canadienses recuperó Putot-en-Bessin, y el Batallón II tuvo que retirarse y refugiarse en el sur de la aldea. Al caer la noche del 8 de junio, los canadienses dominaban una posición firme dentro de la zona crítica, cerca de Caen y el aeródromo de Carpiquet, y los subsiguientes ataques contra Norrey-en-Bessin y Bretteville L'Orguilleuse entre el 8 y el 10 de junio no hicieron mella en la defensa aliada.

Durante estos enfrentamientos, ambos bandos sufrieron graves pérdidas. Nuevamente, muchos prisioneros canadienses fueron ejecutados después de su rendición. El SS Aufklärungs Abteilung 12 (batallón de reconocimiento) del SS Sturmbannführer Gerhard Bremer, participó en los ataques del 8 de junio y fue responsable de la muerte de más de una docena de soldados canadienses capturados. Existen testimonios de que el propio Bremer participó directamente en las ejecuciones. El 2do Batallón del Regimiento 26 de Monke ejecutó a otros 20 prisioneros, la mayoría pertenecientes a los Rifles de Winnipeg. Antes de su captura los hombres que defendieron Putot habían infligido numerosas bajas al 2do Batallón, pero los cuerpos de los canadienses ejecutados se encontraron lejos de la aldea.
12.SS HJ

Después de la batalla, el SS Aufklärungs Abteilung 12 fue desplegado al oeste del Regimiento de Mohnke, y por la tarde del 8 de junio, la División, después de haber fracasado en su misión de conducir a los canadienses hasta la costa,  había detenido efectivamente las unidades de la 3ra División de Infantería de Canadá en su avance hacia Caen. Estas unidades canadienses fueron las únicas en todo el Día D que lograron alcanzar sus objetivos asignados.

A pesar de la ferocidad de los ataques de la 12.SS HJ, la División no pudo empujar a los aliados de nuevo a la costa. La realidad es que los aliados habían llegado para quedarse, estableciéndose firmemente en el continente. El Ejército Panzer formado por el 12.SS HJ y el Grupo Armee 21 pelearon tenazmente, pero al final del día los aliados impusieron su mollero.
Poster de reclutamiento
de la 12.SS HJ

El 14 de junio, un bombardeo naval británico destruyó el puesto de mando de la División 12.SS HJ en Venoix, matando a Witt y dejando a la unidad sin un comandante. A los treinta y tres años de edad Kurt Meyer recibió la orden de tomar el mando de la División, convirtiéndose en el comandante divisional más joven de ambos bandos durante la guerra.

Durante las próximas cuatro semanas, la División logró detener todos los intentos de los Aliados para tomar Caen, a pesar de la superioridad numérica de los aliados y su abrumadora supremacía aérea. La ferocidad de la lucha durante este periodo fue igual o superior a cualquier cosa experimentada por las tropas alemanas en el frente oriental. Por sus acciones, Meyer fue declarado culpable de crímenes de guerra por haber ordenado a sus hombres a no tomar prisioneros. Ninguna orden similar fue dada en el bando aliado, pero la realidad es que tal orden no habría sido necesaria. Una y otra vez las tropas aliadas se vieron obligados a superar su estado de consternación y aniquilar a los jóvenes de la 12.HJ SS, quienes frecuentemente lucharon valientemente hasta el final. A pesar de sus éxitos en varios ataques importantes, la División sufrió grandes pérdidas, y en la primera semana de julio de 1944, Meyer ignoró las órdenes para mantener la línea al norte de Caen y retiró los restos de la 12.SS HJ al sur de la ciudad. En los combates efectuados desde el día después del Día D hasta el 9 de julio, la División había sufrido 4,000 muertos y 8,000 heridos.
Poster de reclutamiento de la 12.SS HJ

La División recibió un breve descanso y 19 de julio participó en la defensa contra la Operación Goodwood anglo-canadiense. Posteriormente, la HJ fue sacada de la línea y se integró a la reserva móvil del I.SS Panzerkorps. En lugar de descansar y rearmarse, la División se vio implicada en operaciones de control de incendios. A principios de agosto, la 12.SS HJ participó en acciones defensivas para detener dos operaciones aliadas. En el inicio de los combates, los sesenta panzers restantes de la División HJ se enfrentaron a más de 600 tanques del Primer Ejército Canadiense. A pesar de esta disparidad, la División logró detener la ofensiva aliada.
12.SS HJ

La 12.SS Hitlerjugend, reducida a unos pocos miles de hombres y un puñado de vehículos, participó en las operaciones para tratar de mantener el Bolsillo de Falaise abierto y para ayudar a las fuerzas alemanas atrapadas en su escape. Durante este período, el Comandante del Regimiento Panzer, Max Wunsche, fue capturado por las fuerzas británicas. El 20 de agosto, el bolsillo se desintegró  y decenas de miles de soldados del Ejército Séptimo entraron en cautiverio. Los restos dispersos de la División se retiraron detrás del río Sena.

Si bien habían establecido una reputación como combatientes feroces, las ejecuciones de prisioneros canadienses habían manchado para siempre la reputación de la 12.SS HJ.
Fritz Witt

A finales del mes de agosto, Hitlerjugend recibió un breve respiro, pero prácticamente no recibió refuerzos o equipos nuevos. La División fue nuevamente lanzada a la batalla, y participó en la retirada de la frontera franco-belga. En septiembre de 1944, la División contaba con menos de 2,000 hombres, sin armas o equipo pesado. El 6 de septiembre, Kurt Meyer fue capturado por los partisanos belgas. Meyer se había quitado el uniforme de la SS y vestía el uniforme de un oficial del ejército alemán regular. En la confusión de la retirada, la División no pudo llevar a cabo un intento de rescate. El SS Obersturmbannführer Hubert Meyer fue puesto al mando de la HJ.

En noviembre de 1944, la División fue retirada de la línea y se le envió a Neinburg, Alemania, donde iba a ser rearmada. La mayoría de los refuerzos asignados fueron transferidos del personal de la Luftwaffe y la Kriegsmarine. Sin embargo, la División reformada no alcanzaría el estatus  élite que ostentaba en la primavera de 1944. A finales de mes, Hubert Meyer fue remplazado por el SS Obersturmbannführer Hugo Kraas, y la División se adjuntó al 6.SS Panzer Armee del SS Oberstgruppenführer Sepp Dietrich, que se estaba preparando para la Operación Wacht Am Rhein, que fue la Segunda Batalla de las Ardenas, diseñada para recuperar Amberes y detener el avance aliado.

La operación comenzó el 16 de diciembre de 1944. Kampfgruppe Peiper de la Leibstandarte SS Adolf Hitler dirigió el asalto, rompiendo las líneas enemigas. La 12.SS HJ, que se suponía iba a expandir la brecha, fue víctima de un embotellamiento de tráfico ocasionado por la División 12.Volksgrenadier. Cuando la División finalmente llegó al frente, se topó con la fuerte resistencia de las tropas estadounidenses estacionadas en la Cordillera de Elsenborn. A pesar de sus esfuerzos intensos, la HJ no pudo derrotar a los norteamericanos. Como resultado, la División  recibió la orden de virar a la izquierda y proseguir la línea de avance del resto de la Leibstandarte SS Adolf Hitler. Los defensores estadounidenses no solo impidieron que la División HJ alcanzara su objetivo, sino que después de la destrucción del Kampfgruppe Peiper, detuvieron el avance del Ejército de Dietrich por completo. A finales del año, la HJ se desplazó al sur para participar en los esfuerzos dirigidos a capturar Bastogne, y fue protagonista de intensos combates alrededor de la ciudad. Para el 18 de enero de 1945, la HJ, junto con todas las fuerzas alemanas, había sido empujada de nuevo a sus posiciones de partida.
12.SS HJ

El 20 de enero de 1945, el 6.SS Dietrich Panzer Armee recibió ordenes de partir hacia el este de Hungría, donde participó de una ofensiva dirigida a recuperar los campos petrolíferos húngaros y abrir el camino a Budapest, donde 45,000 hombres del IX.SS Gebirgskorps habían sido cercados.

Mientras la División estaba en tránsito, el IV.SS Panzerkorps había lanzado varias operaciones fallidas de socorro. La HJ, junto a la LSSAH, llegó a Hungría a principios de febrero de 1945, como parte del I.SS Panzerkorps, a tan solo días de la caída de la ciudad. La División entró en acción contra los  soviéticos en el Danubio, cerca de la ciudad de Gran. La HJ y la LSSAH lucharon bien, y para finales de febrero, el puente utilizado por los rusos para cruzar el Danubio había sido destruido. La División tomó parte en la Operación Frühlingserwachen (Despertar de Primavera), planificada  para volver a tomar los campos petrolíferos húngaros. Hitler, desesperado por mantener la operación en secreto, había ordenado que ningún reconocimiento del campo de batalla se permitiera antes de comenzar el ataque. La ofensiva se inició el 6 de marzo de 1945, en condiciones atroces. El deshielo de la primavera limitó el ataque alemán a unas pocas calles estrechas. Después de los éxitos iniciales, la ofensiva fue abortada después de que un contraataque soviético amenazó con rodear a las fuerzas alemanas. Tras el fracaso de "Frühlingserwachen", Hitler perdió la fe en las Waffen SS y ordenó que los cuffbands o cintas de bocamanga de la LSSAH fueran removidas. Indignado por la orden, Dietrich se negó a transmitirla a sus hombres.
Kurt Meyer

A mediados de marzo, un fuerte contraataque soviético cerca de Stuhlweissenberg dividió el Armeegruppe Balck por la mitad y dio lugar a una retirada general hacia Viena. La 12.SS HJ estuvo involucrada en muchas acciones de retaguardia desesperadas. Al retirarse a través de Odenburg y Hirtenburg, la División alcanzó Linz, Austria, cerca de las líneas americanas. El 8 de mayo de 1945, 10,000 supervivientes de la División se rindieron a los estadounidenses cerca de Enns. En un último acto de desafío, la División se negó a cubrir sus vehículos con banderas blancas, como los americanos había ordenado.

Al igual que con las restantes Divisiones de la Waffen SS, la 12.SS HJ fue denominada como una organización criminal en los juicios de Nuremberg, clasificación fundamentada en parte por las ejecuciones de prisioneros canadienses.

Para conocer más/Fuentes:

http://www.waffen-ss.no/SS-Panzer-Division-Hitlerjugend.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada